Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

¿Cuáles son los tratamientos farmacológicos?

Tratamiento de las formas progresivas de la esclerosis múltiple

 

Dr. Jaume Sastre-Garriga - 09/07/2015     Comentar

A pesar de que en los últimos 50 años los avances en el tratamiento han sido muy significativos, hay una clara diferencia entre los fármacos disponibles para las personas afectadas por EM por sus formas en brotes y los disponibles para las personas afectadas por las formas progresivas. De hecho, la eclosión de nuevos fármacos para la EM remitente-recurrente contrasta con la existencia de pocos tratamientos para la EM secundariamente progresiva y de ninguno para la primariamente progresiva. En este sentido, apoyar a la investigación es clave.

En los últimos treinta años han aparecido más de 10 fármacos que se usan para tratar la esclerosis múltiple recurrente-remitente. Pero para las formas secundariamente progresivas sólo existen dos opciones posibles: Mitoxantrona e Interferón Beta. Así lo demuestran las siguientes imágenes comparativas:

Fuente: Dr. Jaume Sastre-Garriga

Fuente: Dr. Jaume Sastre-Garriga

-Interferón beta-1b y 1a subcutáneos: recomendados para pacientes con EM secundariamente progresiva y actividad clínica en forma de brotes, usados para disminuir su frecuencia y ralentizar el aumento de la discapacidad medida con la escala EDSS.

-Mitoxantrona: se aconseja para personas con EM secundariamente progresiva en brotes o con EM remitente-recurrente agresiva en el caso de que no respondan al tratamiento médico adecuado y que presenten evidencia de inflamación activa.

El Natalizumab, comercialmente llamado Tysabri(R), está siendo avaluado en un ensayo clínico para las formas secundariamente progresivas. Se prevé que los resultados de este ensayo se hagan públicos a corto plazo. Actualmente también se están llevando a cabo ensayos clínicos para evaluar el Siponimod como tratamiento para las formas secundariamente progresivas; datos preclínicos confirman que este fármaco penetra en el Sistema Nervioso Central y que, modulando los receptores S1P, puede impactar en la inflamación y degeneración del mismo. Este ensayo, que se encuentra en fase III, pretende evaluar si el Siponimod como terapia oral diaria puede retardar la progresión de la discapacidad en pacientes afectados por EM secundariamente progresiva. El estudio se está realizando en 30 países con una muestra de un total de 1.530 pacientes.

La esclerosis múltiple primariamente progresiva se caracteriza por la progresión de la discapacidad des del principio, sin brotes pero también sin mejoras evidentes.

Hay que destacar que no se han encontrado diferencias genéticas claras entre la esclerosis múltiple en brotes y la esclerosis múltiple primaria progresiva.

De momento, pero, no hay evidencia de que algún fármaco sea eficaz para el tratamiento de personas afectadas por esclerosis múltiple primariamente progresiva. Entre los ensayos que se han llevado a cabo hace poco y que han dado resultados negativos hay el Fingolimod y el Rituximab. Actualmente se están realizando ensayos con Ocrelizumab y Laquinimod.

Recientemente se ha demostrado que las megadosis de biotina podrían ser efectivas para reducir la discapacidad de estas personas, pero es necesario realizar más ensayos para confirmar estos resultados preliminares.

Así pues, las formas progresivas requieren todavía mucha más investigación. Para poder llevarla a cabo, recientemente, ha nacido la International Progressive MS Alliance, formada por federaciones de EM de todo el mundo unidas para conseguir que esta investigación pueda tener financiación y que las formas progresivas de la EM, especialmente las primariamente progresivas, dispongan de tratamiento en un futuro próximo.

0 comentarios