Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Deporte

Ejercicios para mejorar la función muscular de las personas con EM

 

Every Day Health - 15/06/2016     Comentar
ejercicio muscular esclerosis múltiple

El ejercicio ofrece enormes ventajas para aliviar algunos síntomas de la esclerosis múltiple así que es importante conocer qué formas de ejercicio son las mejores para incrementar la movilidad y la función muscular.

Las personas con EM realizan poco ejercicio físico, bien porque se les haya desaconsejado anteriormente o bien porque desconocen los beneficios. Sin embargo, actualmente se sabe que deben integrar estas actividades en su vida diaria, aunque en ocasiones cueste y sea algo que no les apetezca hacer. En realidad es una de las mejores cosas que pueden hacer por ellas mismas para mantener la función muscular y controlar los síntomas de la EM. Además mejora la calidad de vida e incluso puede frenar la evolución de la EM.

La actividad física mejora la movilidad, la función muscular, la fatiga, las alteraciones esfinterianas, la memoria y la cognición; y si el ejercicio es de tipo aeróbico mejora el estado de ánimo y la calidad del sueño. Cada paciente es distinto y también cada ejercicio. Para obtener los mejores resultados es importante hablar previamente con el médico y saber qué rutina se adapta mejor a cada caso.

En términos generales, se recomienda a los adultos que padecen una discapacidad leve o moderada hacer al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada dos veces por semana y realizar ejercicios de entrenamiento de fuerza para los grupos musculares principales también dos veces por semana.

Existen tres tipos de ejercicios que pueden combinarse para mejorar el bienestar general, el estado físico y algunos síntomas de la EM: el ejercicio aeróbico (también llamado cardio), los estiramientos y el entrenamiento de resistencia.

Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico aumenta el ritmo cardíaco, de ahí el nombre "cardio" con el que se ha popularizado. Además de mejorar el estado de ánimo y la calidad del sueño, puede ayudar a preservar las células nerviosas. La Dra. Nancy L. Sicotte, Directora del Programa de Esclerosis Múltiple del Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles, asegura que el ejercicio aeróbico es el mejor agente neuroprotector que tenemos.

Existen opciones para todos los gustos. Además de los ejercicios habituales como caminar rápido, correr y nadar, también hay otras alternativas. Para las personas con problemas de equilibrio, la bicicleta de mano -un vehículo de tres ruedas pedaleado con las manos en vez de con los pies- permite hacer deporte sin poner en riesgo la propia seguridad. Otra opción son los videojuegos de simulación tipo Wii Fit que han demostrado ser eficaces para mejorar el equilibrio.

El calor provocado por el ejercicio físico puede exacerbar los síntomas de la EM. Para mantenerse hidratado y bajar la temperatura del cuerpo es recomendable beber agua frecuentemente y en pequeñas cantidades. refrescos o bebidas energéticas. Si queremos evitar el calor a toda costa, la natación nos mantendrá frescos y aumentará nuestro ritmo cardíaco.

Las actividades aeróbicas deberían practicarse tres veces por semana durante 20 minutos. Comenzar poco a poco permite ir incrementando el ritmo y hacer sesiones más largas y de mayor intensidad. Conseguir pequeñas metas ayuda a aumentar la motivación.

Estiramientos

Estirar es un buen método para mejorar la flexibilidad, el equilibrio, el rango de movimiento y otras habilidades que pueden verse afectadas por la EM. En el yoga los estiramientos se combinan con la relajación para lograr el bienestar físico-mental. Otra opción es el taichí, un arte marcial basado en movimientos lentos y suaves combinados con la respiración que se siguen unos a otros desarrollando una secuencia fluida.

Entrenamiento de resistencia

La EM puede provocar debilidad muscular e interferir en el día a día de las personas afectadas. Algunas tareas rutinarias como ducharse, hacer la cama o preparar el desayuno pueden suponer verdaderos desafíos. El entrenamiento de resistencia con pesas ayuda a mejorar la movilidad y el equilibrio fortaleciendo los músculos. Es importante no sobrecargar los músculos para evitar lesiones. Si queremos desarrollar nuestra resistencia y tonificar nuestros músculos, basta con hacer numerosas repeticiones con poco peso. Trabajar con un fisioterapeuta o con un entrenador, permite diseñar una tabla de ejercicios a medida y sacar el máximo rendimiento a cada entrenamiento.

La clave de estos tres ejercicios es saberlos combinar. "Haz algo todos los días" dice la Dra. Sicotte y propone, por ejemplo, entrenar con pesas dos veces por semana, practicar yoga una vez por semana y nadar treces tres veces por semana. Distribuir la intensidad en varias sesiones en lugar de concentrarla en una única sesión hará visible las mejoras. Es importante escuchar las señales del propio cuerpo (fatiga, dolor, etc…) y no llegar a excederse para conseguir que la práctica de ejercicio aporte un mayor bienestar y una mejora de los síntomas.

Acceso al documento original:

MS management guide www.everydayhealth.com Disponible en: www.everydayhealth.com/hs/ms-management-guide/exercise/

9 comentarios

  1. José Manuel, a las 22.12.2016
    Yo estoy haciendo entrenamiento con pesas tres días a la semana con peso moderado y me encuentro físicamente bien.
  2. María Guadalupe montiel monsalvo, a las 19.10.2017
    Excelente información. Haré ejercicio para estar mejor. Gracias
  3. Joaquim, a las 21.10.2017
    Fa tres anys que faig uns 30 minuts diaris d'exercici al gimnàs de la Marina i després prenc una dutxa, ja sigui tant a l'hivern com a l'estiu. Em va bé córrer.
  4. Christian Coba, a las 21.10.2017
    Es bueno saber que sí podemos hacer algo para mejorar nuestra situación. Gracias
    1. rubi, a las 30.10.2017
      Puedes empezar con menos repeticiones e ir incrementando. O hacer 10 minutos en la mañana y 10 en la tarde también ayuda. Es necesario recordar que el beneficio no es inmediato, es acumulativo ;)
  5. juan gomez, a las 26.10.2017
    Hola. En mi caso cuando hago ejercicio se me debilitan mucho las piernas. A tal punto que a veces casi se me doblan.
    1. Africa Gaditana, a las 29.10.2017
      Cuando me recuperé de mi segundo brote me recomendaron pilates. Me esforzaba en el estiramiento y equilibrio pero no podía y terminaba las clases realmente deprimida. Lo dejé.
      He tenido un tercer brote. Si me recupero a ver si pruebo con el Tai Chi, ¡porque de correr nada! Si me cuesta hasta andar.
      Suerte a tod@s que a ningun@ nos debilita por igual, lo importante es no rendirse!! Ánimo compañer@s. :-)
  6. Isidoro, a las 17.12.2017
    Yo entrenaba Muay-Thaui/Kung-fu/kick boxing, Box, era cinta roja-negra, a una de la negra. Pero ahora no puedo hacer nada. Me duelen las piernas, me cuesta caminar y tengo sueño todo el día. Obvio la esposa me dejó por su maestro de Zumba. Les deseo mejor suerte, y sí, si pueden intenten hacer ejercicio, yo lo intenté hasta que ya no puede ni caminar.
  7. Facellys Rivas, a las 28.12.2017
    Saludos a todos!! ¿Consideran que una máquina como total crunch puede ayudar con todos los ejercicios que son aconsejados para nosotros? Me diagnosticaron EM hace dos meses. He tenido dos brotes y camino, hago estiramientos, pero no creo que sea suficiente.