Idioma:CA ES

Aspectos legislativos

¿Discapacidad o incapacidad permanente?

 

10/12/2019     Comentar
Discapacitat o incapacitat permanent?

A menudo hay dos temas que crean confusión a la hora de tramitar una ayuda o prestación: la discapacidad y la incapacidad permanente. Y es que ambas palabras suponen un significado distinto en el ámbito social.

La palabra discapacidad valora las dificultades que puede encontrarse una persona diagnosticada y que suponen limitaciones en su vida diaria.

En cambio, la incapacidad permanente hace referencia a las restricciones causadas por la enfermedad en el ámbito laboral y, concretamente, en el trabajo habitual.

Además, cada una de ellas tiene como competencia un organismo distinto dentro de la Administración. En el caso de la discapacidad, es necesario solicitar el reconocimiento de grado al departamento competente en bienestar social de cada comunidad autónoma y sólo tiene validez en aquella donde haya sido tramitada. La incapacidad permanente es competencia de la Seguridad Social y por tanto de ámbito estatal.

Otra duda frecuente es también el hecho de saber si es necesario en un momento determinado solicitar estos reconocimientos. En el caso de la discapacidad, pueden ayudarnos a resolverla estas dos cuestiones:

  • ¿Cuáles son los síntomas con los que tengo que convivir en mi día a día?
  • ¿Me permiten llevar a cabo todas las actividades que hacía antes del diagnóstico?

En cambio, es necesario pensar en solicitar la incapacidad permanente cuando hay dificultades evidentes exclusivamente en el ámbito laboral. Las cuestiones siguientes pueden servir para plantearte este hecho:

  • ¿Puedo realizar todas o casi todas las tareas que se me encargan en mi profesión?
  • ¿Tengo dificultades importantes para soportar toda la jornada laboral?
  • A día de hoy, ¿veo expectativas futuras cercanas de continuar en mi lugar de trabajo?

Sea porque hace tiempo del diagnóstico o porque hace mucho que convivimos con los síntomas, a menudo tenemos la tendencia de normalizar nuestra situación de salud y de automatizar las tareas que realizamos.

Es importante detenerse a escuchar al propio cuerpo: este ejercicio puede ayudarnos a saber qué necesitamos y cuál es el siguiente paso que debemos dar.

Referencias:

Persones amb discapacitat. Departament de Treball, Afers Socials i Famílies.
Tràmits i gestions , Pensió d’Incapacitat Permanent. Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Revisado por: Laia Miralles Servicio de Atención Psicosocial de la Fundación Esclerosis Múltiple
  • Valora este contenido: 

2 comentarios

  1. Victoria, a las 18.12.2019
    Yo llevo tramitando la incapacidad permanente dado que justamente NO PUEDO EJERCER LAS ACTIVIDADES QUE HACIA EN MI TRABAJO! HE ESTADO POR ORIMERA VEZ 2 AÑOS DE BAJA, AL FINAL HE TENIDO QUE DEJAR EL TRABAJO(QUE ME SUPONE APUROS ECONOMICOS!! Y LOS PRIMEROS EN NO TENER EN CUE TS MI ESTADO SON LOS PROPIOS MEDICOS QUE ME LLEVAN DE LA ESCLEROSIS A LA HORA DE PUNTUAR EN LA ESCALA, Y POR TANTO TRIBUNAL MEDICO ME DENIEGA INVALIDEZ ALGUNA!! PATETICO, QUE IMPOTENCIA! Y AL FINAL ESTOY CON PERITO MEDICO!! YA VEREMOS!!
  2. Ana, a las 23.01.2020
    Hola Victoria!! A mi me pasó igual. Lo mismo. Se conoce que después dee los 2 años que vas a pasar el tribunal, como te medio recuperas, pues ya está. Superao!! Y ahí con tu pan te lo comas. Sin trabajo. Fuera del mercado laboral, a ver quien te contrata ahora, tus miedos por otro brote o por el que me pasará ahora por la propia enfermedad que aun estas asimilando, y porque ya no eres la misma. Yo tuve el brote en medio lado completo, de pies a cabeza, que estuve sin andar y despues de casi tres años sigo con secuelas. Ajo y agua, que dicen... Asi estamos. Llevas trabajando toda la vida, para esto... Te dejan mas tirada que una colilla....

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información