Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Factores de riesgo

La construcción de reserva cognitiva: una forma de prevenir disfunciones cognitivas en afectados por esclerosis múltiple

 

Infosalus - 19/01/2016     Comentar
memoria

La estimulación de la mente es importante para fortalecer las habilidades cognitivas y memorísticas. Cuando nos hacemos mayores el cerebro tiende a perder agilidad, pero se sabe que si a lo largo de la vida se ha trabajado para enriquecer la complejidad cerebral también se habrá conseguido aumentar la resistencia a desarrollar disfunciones cognitivas. Un estudio publicado recientemente revela nuevos datos sobre el concepto de “reserva cognitiva” en afectados por esclerosis múltiple (EM).

¿Qué es la reserva cognitiva?

A grandes rasgos, la reserva cognitiva se define como el enriquecimiento intelectual que una persona ha acumulado a lo largo de su vida a través de diferentes actividades formativas, culturales, de ocio, etc.

Investigaciones recientes indican que las personas con un nivel de reserva cognitiva más elevado, gracias a su estilo de vida saludable e intelectualmente enriquecedor, están más protegidas ante el avance del déficit cognitivo.

A pesar de que una buena reserva cognitiva no puede frenar los déficits cognitivos que puedan aparecer en patologías neurodegenerativas como la EM, sí que es un factor de protección que puede conseguir ralentizar su progresión. Así pues, la reserva cognitiva es una capacidad cognitiva e intelectual que se acumula a lo largo de la vida mediante conocimientos culturales, participación en actividades de ocio que requieran el intelecto (como por ejemplo, la lectura, la escritura, el estudio de idiomas, el ajedrez, los nuevos aprendizajes, los puzles, los sudokus o la meditación), así como la participación en actividades lúdicas que fomenten la psicomotricidad (como hacer deporte, ir al gimnasio o salir a bailar). Todas esas actividades favorecen la plasticidad y la conectividad de las redes neuronales.

El estudio

Existe mucha literatura médica sobre las diferencias cognitivas existentes entre gente afectada por EM y gente que no sufre la enfermedad. Hasta ahora, pero, no se había realizado ningún estudio que comparase las actividades que efectúan las personas con y sin EM por lo que se refiere a la reserva cognitiva. El estudio "Reserve-building activities in multiple sclerosis patients and healthy controls", publicado en BioMed Central Neurology en agosto del 2015, tenía por objetivo investigar hasta qué punto la reserva cognitiva podía tenir incidencia en el proceso vital de les personas afectadas por EM, especialmente en estadios iniciales de la enfermedad, cuando se está más en disposición de prevenir su avance. El estudio describe las diferencias entre las actividades que se llevan a cabo durante el transcurso de la enfermedad pero también en etapas previas (como por ejemplo, durante la infancia) entre personas con EM y personas sin EM. Los resultados indican que, a pesar de que existen muchas variables a tener en cuenta, a lo largo de su vida las personas afectadas por EM tienden a realizar menos actividades de construcción de reserva cognitiva que las personas sin EM.

La mirada puesta en el futuro

Algunos datos concretos que se apuntan en el estudio muestran que los afectados por esclerosis múltiple recurrente-remitente (EMRR) han leído menos que las personas no afectadas, o que los afectados por esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP) han realizado actividades laborales menos adecuadas para la construcción de reserva cognitiva. Otro dato del estudio señala que los afectados por EM, están de media más horas delante de la pantalla del televisor; hay que tener en cuenta que mirar la tele no es una actividad que construya reserva cognitiva y que, además, reduce la cantidad de tiempo disponible para realizar otras actividades de reserva cognitiva.

A pesar de que es muy difícil establecer una causalidad sin más investigaciones prospectivas, los autores del estudio sugieren que nunca es tarde para realizar un cambio de estilo de vida, y que las actividades de construcción de reserva cognitiva sólo ocupan un tiempo limitado de nuestro día a día.

Actualmente, en el Hospital de día Miquel Martí i Pol de Lleida se ha iniciado un programa multicéntrico para promocionar la reserva cognitiva. El tratamiento se realizará durante seis meses y se llevará a cabo junto con la Fundación Esclerosis Múltiple Madrid (FEMM), la Fundación Vasca de Esclerosis Múltiple (ADEMBI) y la Asociación Balear de Esclerosis Múltiple (ABDEM). Los afectados por EM interesados en trabajar ese aspecto pueden consultar un profesional especializado porque les aconseje sobre qué actividades son más adecuadas en su caso.

Acceso a la fuente original:

Preventing future cognitive decline www.msra.org.au Disponible a: www.msra.org.au/preventing-future-cognitive-decline

Reserve-building activities in multiple sclerosis patients and healthy controls: a descriptive study www.biomedcentral.com Disponible a: www.biomedcentral.com/1471-2377/15/135

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información