Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Últimas investigaciones

Últimas investigaciones en esclerosis múltiple

 

09/03/2020     Comentar
esclerosis múltiple

Todavía no disponemos de un tratamiento que cure la esclerosis múltiple, aunque en los últimos años los avances en investigación han aportado un cambio sustancial en el abordaje de los síntomas y su progresión. En este artículo os mostramos algunos de los últimos hallazgos.

Nuevos tratamientos en fase de investigación: evobrutinib

Evobrutinib es un fármaco oral que se ha estudiado como tratamiento en pacientes con EM remitente recurrente y EM secundaria progresiva con brotes. Se trata de una molécula que inhibe a dos componentes del sistema inmunitario: los linfocitos B y los macrófagos. Un estudio inicial ha mostrado que, en 24 semanas, el tratamiento con evobrutinib produce una reducción significativa del número de lesiones cerebrales activas.

En este estudio participaron 267 personas con EM remitente-recurrente y secundaria progresiva con brotes que fueron repartidas aleatoriamente entre 5 grupos de tratamiento distintos: 25 mg de evobrutinib/día, 75 mg de evobrutinib/día, 75 mg de evobrutinib/2 veces al día, 240 mg de dimetilfumarato (otro tratamiento oral para EMRR) dos veces al día y grupo placebo (tratamiento sin fármaco como grupo control). En todos los participantes se evaluó el número de lesiones cerebrales activas en la resonancia magnética en las semanas 12, 16, 20 y 24 desde el inicio del tratamiento. Por otro lado, en las semanas 24 (6 meses) y 48 (un año) se evaluó la Tasa Anual de Brotes (TAB) y los posibles efectos adversos.

En 24 semanas, el tratamiento con evobrutinib produce una reducción significativa del número de lesiones cerebrales activas

Los resultados mostraron que se había producido unareducción significativa del número de lesiones activas a las 24 semanas en los pacientes que habían recibido 75 mg de evobrutinib una o dos veces al día. En aquellos pacientes que completaron el tratamiento durante 48 semanas (1 año), no se observaron efectos diferentes.

Los autores del estudio concluyen que evobrutinib reduce el número de lesiones activas y de brotes sin mostrar una toxicidad significativa y, por tanto, se debe seguir trabajando en su desarrollo clínico.

 

Comparación de TMEs existentes

A menudo, las personas con esclerosis múltiple y sus neurólogos tienen dudas sobre si un Tratamiento Modificador de la Enfermedad (TME) es el más adecuado o si se debe cambiar a otro. La falta de estudios que comparen la eficacia de los distintos TMEs entre si dificulta esta decisión.

En un estudio en el que participaron 1.064 personas con EM remitente-recurrente (estudio ASSESS) se compararon 2 TMEs usados en práctica clínica: el tratamiento oral con fingolimod (0.5 mg o 0.25 mg / día) vs. el tratamiento con acetato de glatirémero (inyección subcutánea de 20 mg / día). El objetivo fue evaluar la Tasa Anual de Brotes (TAB) tras 12 meses de tratamiento, y el número de nuevas lesiones en la resonancia magnética.

Los resultados del estudio mostraron que los participantes que habían sido tratados con 0.5 mg de fingolimod mostraban una Tasa Anual de Brotes (TAB) menor que aquellos tratados con acetato de glatirámero (TAB= 0.153 vs. 0.258).  El tratamiento con 0.25 mg de fingolimod también mostraba una menor TAB aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa.

La reducción de las lesiones también se mostró mayor en las personas tratadas con fingolimod respecto al tratamiento con acetato de glatirámero.

 

Reajustes en los esquemas de dosificación

Una dosis óptima es aquella en la que se obtiene mayor beneficio con menor riesgo de efectos secundarios. Recientemente, un estudio ha evaluado el esquema de tratamiento de natalizumab.

El tratamiento con natalizumab reduce el número de brotes de las personas con EMRR, pero también aumenta el riesgo de tener una infección viral oportunista en el sistema nervioso conocida como leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) causada por el virus JC y que puede tener consecuencias fatales.

El riesgo de presentar esta complicación está aumentado en aquellas personas que: han recibido previamente un tratamiento de tipo inmunosupresor, presentan anticuerpos contra el virus JC, o son tratados con natalizumab durante más de dos años. Antes de prescribir natalizumab, los neurólogos evalúan los dos primeros factores de riesgo, pero no existen unas indicaciones establecidas sobre cómo proceder más allá de los 2 años de tratamiento.

El tratamiento con natalizumab reduce el número de brotes de las personas con EMRR, pero también aumenta el riesgo de tener una infección viral oportunista en el sistema nervioso

El esquema terapéutico actualmente establecido para el natalizumab consiste en dosis de 300 mg por vía venosa cada 4 semanas.  Se ha realizado un estudio para evaluar si la extensión del periodo de tiempo entre dosis de natalizumab más allá de las 4 semanas reduce el riesgo de desarrollo de este efecto secundario y los resultados apuntan que la extensión del intervalo entre infusiones reduce considerablemente el riesgo de LMP sin afectar de forma significativa a la eficacia del fármaco.

Este estudio anima a otros investigadores a revisar los esquemas de dosificación de otros fármacos.

 

Evaluación de los efectos a largo plazo del tratamiento con ocrelizumab

A principios de 2018, la Comisión Europea autorizó el uso de ocrelizumab para tratar las formas progresivas de la EM. La llegada del primer tratamiento efectivo para la EM primaria progresiva, que afecta a un 15% de las personas con EM, ha sido muy bien recibida, aunque aún no se tienen datos sobre los beneficios del fármaco a largo plazo. Ahora un nuevo estudio describe positivamente los efectos de ocrelizumab tras 5’5 años de tratamiento.

Tras finalizar el ensayo clínico ORATORIO que evaluaba la eficacia de Ocrelizumab en personas con EM primaria progresiva, las personas que habían recibido ocrelizumab y las que no (es decir, aquellas que habían recibido placebo), tuvieron la oportunidad de participar en este estudio que tenía como objetivo valorar los efectos del tratamiento con ocrelizumab a largo plazo. Todos los participantes fueron tratados con ocrelizumab durante 264 semanas (5 años y medio).

El análisis de resultados mostró que los participantes que habían sido tratados con ocrelizumab desde el inicio del estudio original (ensayo ORATORIO) tenían tasas más bajas de progresión de la discapacidad que aquellos que originalmente habían recibido placebo. Estos resultados se reprodujeron tanto a las 168 semanas de tratamiento como a las 264 (pasados 5 años y medio).

Los participantes que habían sido tratados con ocrelizumab tenían tasas más bajas de progresión de la discapacidad que aquellos que originalmente habían recibido placebo 

Los autores del estudio concluyen que ocrelizumab aporta beneficios constantes y sostenidos, reduciendo la progresión de la discapacidad tras 5 años de tratamiento.

 

Predecir el curso de la esclerosis múltiple a partir de los niveles sanguíneos de "NfL"

La proteína conocida como cadena ligera de los neurofilamentos o “NfL” ha surgido en los últimos años como un indicador de la progresión de la EM y de la eficacia de los TMEs. Pero para poder interpretar los niveles de NfL de los pacientes, los neurólogos necesitan más información. Ahora, en un nuevo estudio, se han analizado los niveles en sangre de NfL de más de 1.400 personas con EM.

El análisis de resultados mostró que los participantes conniveles séricos de NfL superiores a 16 picogramos / mililitro (pg/ml)tenían un Valor Predictivo Positivo (VPP) del 91%. Esto significa que 91 de cada 100 participantes experimentarían actividad de la enfermedad durante los siguientes 12 meses. Cuando los niveles de NfL en suero excedían los 16 pg / mL en 3 analíticas realizadas durante 3 meses de diferencia, el valor predictivo positivo aumentaba hasta el 94%.

Por otro lado, se observó que en un 96% de los participantes tratados con el natalizumab, los niveles de NfL experimentaban una reducción por debajo de los 16 pg/ml.

Los autores del estudio proponen establecer puntos de corte para la estratificación de la evolución de la esclerosis múltiple con el objetivo de monitorizar la eficacia del tratamiento en personas con EM.

 

Artículo original:

What’s New in MS Research: July 2019. Multiple Sclerosis Association of America (https://mymsaa.org)

Abstracts de la jornada disponibles en:

https://ijmsc.org/doi/pdf/10.7224/1537-2073-21.s1.1

 

Revisado por: Patricia Mulero Col·legi de Metges de Catalunya (colegiada nº51.938)
  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información