Idioma:CA ES

¿Cuáles son los síntomas?

Cómo afrontar los problemas de memoria derivados de la esclerosis múltiple

 

04/01/2021     Comentar

La memoria es una de las funciones cognitivas que se puede ver afectada por la esclerosis múltiple: ¿cómo se pueden identificar y gestionar los problemas de memoria?

La disminución de la memoria a corto plazo es un síntoma frecuente de la esclerosis múltiple. Cuando el sistema inmunológico ataca y destruye la mielina (la sustancia que recubre los nervios), se producen interferencias en la transmisión nerviosa, lo que provoca lesiones que pueden causar la pérdida de memoria. A la vez, otros factores habituales en la EM pueden intensificar los problemas de memoria como, por ejemplo, el estrés, la fatiga, la ansiedad y la falta de sueño.

Es habitual que los primeros síntomas cognitivos aparezcan durante las primeras etapas de la enfermedad; en ocasiones, incluso antes del diagnóstico. Normalmente, son problemas sutiles, que suelen pasar desapercibidos debido a la aparición de otros síntomas físicos, mucho más detectables en un primer momento. Algunos de los signos que pueden indicar la aparición de dificultades cognitivas son:

  • Dificultades para resolver problemas y realizar varias tareas a la vez.
  • Procesamiento lento del pensamiento.
  • Pérdida de memoria a corto plazo.
  • Complicaciones para entender representaciones visuales y relaciones espaciales (leer un mapa, por ejemplo).
  • Cambios en la personalidad.
  • Problemas de lenguaje.
  • Dificultades para completar las tareas laborales.

El neurólogo realizará una serie de tests para evaluar la memoria, la atención, la velocidad de procesamiento de la información, etc. y determinará la presencia y gravedad de los problemas cognitivos. Después decidirá el tratamiento y la estrategia más adecuados para el estilo de vida y objetivos en cada caso.

En el caso de la memoria, hay una serie de actividades sencillas que pueden ayudar a ejercitar y trabajar la mente: hacer crucigramas, jugar a cartas, leer libros, revistas o periódicos o incluso practicar yoga.

Para convivir con los problemas de memoria, la organización es un requisito imprescindible. A continuación, encontrarás una serie de recomendaciones muy simples que pueden ayudar a compensar la pérdida de memoria en el día a día:

  • Utilizar un diario o cuaderno para anotar citas, recordatorios y hacer listas de cosas que hacer. Puede ser de gran ayuda coger la rutina de consultar este cuaderno en momentos concretos del día, y poner una marca en las tareas y actividades una vez se han realizado.
  • En este sentido, también pueden ayudar a los dispositivos digitales dirigidos a la asistencia personal (por ejemplo, las PDAs).
  • Colocar notas con recordatorios en lugares estratégicos de la casa y del trabajo.
  • Programar un reloj con alarma para que sirva como recordatorio. Puede ser muy útil para no olvidar tomar la medicación.
  • Colgar un calendario familiar en un lugar visible de la casa, con todos los horarios y actividades de cada miembro.
  • Guardar las cosas en lugares designados. Si siempre se dejan en el mismo lugar, la rutina hará que sea más fácil recordar dónde están.
  • Hacer una lista general de la compra, con los productos que se necesitan normalmente. Puede ser muy cómodo hacer copias de esta lista y, antes de ir al supermercado, marcar aquellos artículos que deben comprarse en ese momento.
  • Cuando se hace o se recibe una llamada telefónica, es recomendable anotar la fecha, la hora, con quién se ha conversado y un pequeño resumen de qué se ha hablado.

 

Referencias

Dealing with memory problems. Tips and tools to help with cognitive issues. Above MS (2018). Disponible en: https://www.abovems.com/en_us/home/life/exercise-your-mind/dealing-memory-problems.html

Why mental exercise may help. Learn the importance of daily mental activity. Above MS (2018). Disponible en: https://www.abovems.com/en_us/home/life/exercise-your-mind/why-mental-exercise-may-help.html

Emotions and Cognition. MS in focus, Multiple Sclerosis International Federation (2004). Disponible en: https://www.msif.org/wp-content/uploads/2014/09/MS-in-focus-4-Emotions-and-cognition-English.pdf

  • Valora este contenido: 

5 comentarios

  1. Mayte, a las 18.08.2017
    Muchas gracias, voy a tener en cuenta los consejos.
  2. María Montiel, a las 03.11.2017
    Fue de mucha ayuda este artículo. Muchas gracias.
  3. Nelly Acosta, a las 14.01.2018
    Tengo Esclerosis Múltiple y estoy teniendo pérdida de memoria.
  4. Alexandra, a las 27.05.2018
    ¡Muchas gracias! Ahora comprendo muchas cosas de mi falta de memoria a corto plazo.
  5. Karen, a las 13.02.2019
    Gracias por el dato estoy joven pero mi memoria va empeorando

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información