Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

¿Cuáles son los síntomas?

Las causas y el tratamiento del vértigo en la EM

 

05/06/2019     Comentar
vértigo esclerosis múltiple

El vértigo es una sensación desagradable por la que las personas tienen la percepción de que el entorno o ellas mismas se mueven. Se calcula que alrededor del 20% de los afectados de EM pueden sufrirlo en alguna ocasión, cuando la enfermedad provoca algún problema en la zona del cerebro que controla el equilibrio o como cualquier otra persona, cuando se afecta alguno de los sistemas que regulan la sensación del equilibrio. El tratamiento dependerá de las diferentes causas y los síntomas que provoquen.

El equilibrio en las personas sanas se mantiene gracias a la interacción entre diversos sistemas sensoriales del organismo: el visual, el vestibular (los sistemas de equilibrio del interior del oído) y el somatosensorial (la información de los sensores de movimiento, tacto y las articulaciones del cuerpo). La falta de equilibrio se puede dar cuando falla cualquiera de estos sistemas.

El vértigo es una sensación de desequilibrio exagerada, por la que parece que el entorno (o en ocasiones la misma persona) se mueva.

Hasta el 20% de las personas con EM pueden sufrir vértigo que puede ser causado por un nuevo brote de la enfermedad o bien por un problema del oído interno.

 

Existen diferentes maneras de tratarlo y serán los profesionales los que prescribirán la más adecuada en cada caso.

Cómo tratar el vértigo

En función de la causa del vértigo, será necesario consultar al neurólogo (cuando el problema es del sistema nervioso) o bien al otorrinolaringólogo (cuando el problema es del oído interno). Para saber la causa del vértigo, los profesionales tendrán en cuenta la historia clínica y la exploración física, neurológica y otorrinolaringológica en su caso. Así, se revisará cómo y cuándo comenzaron los síntomas, su duración, efecto, tratamientos realizados, etc.

A partir de aquí, se solicitarán una serie de pruebas si se cree conveniente y, según la causa del problema, se prescribirá el tratamiento más adecuado:

a. Cuando el vértigo se debe a un problema del oído interno: cabe destacar que el vértigo periférico (el causado por problemas del oído interno) no es una afectación exclusiva de las personas con EM, sino que se puede dar en cualquier persona sana o sin otra enfermedad. En este caso se puede tratar el vértigo con:

  • Medicación: en el caso de presentar síntomas importantes y con gran repercusión, se puede prescribir algún tratamiento que mejore la sensación de desequilibrio. Estos tratamientos se suelen recomendar durante un periodo de tiempo corto, hasta que desaparecen o mejoran los síntomas. También en caso necesario se pueden emplear tratamientos contra las náuseas y vómitos.

     

     

  • Maniobra de Epley o maniobra de reposicionamiento canalicular: en algunos casos concretos de vértigo periférico, realizando esta maniobra (que consiste en hacer un movimiento con la cabeza en varias posiciones) puede conseguir mejorar los síntomas causados por el vértigo.

     

     

  • Rehabilitación vestibular: se trata de un programa de ejercicios para las personas con vértigo que compensan las alteraciones de la orientación espacial y del equilibrio. En esta técnica se defiende que se debe practicar el movimiento que provoca el vértigo para que el sistema nervioso central lo aprenda. Muchos fisioterapeutas están especializándose en él y pueden ofrecer ejercicios individualizados. Cabe destacar sin embargo, que la rehabilitación vestibular no es una cura.

La recuperación también depende de factores como el estado de salud de la persona, la motivación y el carácter.

b. Cuando el vértigo es causado por un nuevo brote de la enfermedad: en este caso, los síntomas vendrán derivados de una afectación del cerebro y habitualmente se acompañará de otros síntomas neurológicos, lo que permitirá diferenciarlo del anterior. El tratamiento, al igual que para el resto de brotes, serán los corticoides endovenosos si fueran necesarios. Algunos otros fármacos mencionados en el anterior apartado también se podrán prescribir, temporalmente, para mejorar los síntomas.

En resumen, el vértigo es una sensación desagradable pero que se puede vencer. En caso de sufrirlo, es necesario contactar con los profesionales para que estudien la causa y prescriban el tratamiento más adecuado.

 

Acceso a los documentos originales:

Vertigo in multiple sclerosis. Multiple Sclerosis Trust, 2008 [acceso: 6 de febrero de 2015].

Disponible en: http://www.mstrust.org.uk/information/opendoor/articles/0802_10_11.jsp

Revisado por: Angela Vidal Neuróloga
  • Valora este contenido: 

1 comentario

  1. Lucila ídem Bazan facio, a las 13.11.2017
    Hola soy paciente de esclerosis múltiple creo que estoy presentando un brote ya que tengo vertigos, mareos y la mitad de la boca dormida

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información