Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

¿Qué es la esclerosis múltiple?

Esclerosis múltiple y comorbididad en la tercera edad

 

05/06/2019     Comentar
esclerosis múltiple tercera edad

Vivir con esclerosis múltiple (EM) comporta diferentes tipos de preocupaciones y desafíos a lo largo de la vida y en todas las edades. Las personas que envejecen con EM deben afrontar los cambios más comunes relacionados con la edad combinados con el día a día de la enfermedad. El paso del tiempo y la progresión de la EM tienen un gran impacto sobre la calidad de vida de las personas mayores. Es importante tener conciencia de los efectos que puede suponer envejecer con EM para adaptarse adecuadamente a la gestión de la enfermedad en esta fase de la vida, así como conocer los recursos y servicios diseñados con esta finalidad.

La esclerosis múltiple (EM) afecta a más de 2,5 millones de personas en el mundo. Se considera una enfermedad de adultos jóvenes, ya que aparece con frecuencia entre los 20 y 40 años. Es por esta razón que, anteriormente, la investigación sobre envejecimiento y EM no se ha desarrollado significativamente. A pesar de ello, alrededor del 10% de las personas afectadas de EM tienen más de 65 años. Además, cabe tener en cuenta que la investigación en tratamiento para mejorar la calidad de vida de los enfermos, el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población indican que esta cifra seguirá incrementando.

Los retos propios de envejecer con EM son claves para entender y gestionar la atención que necesitan las personas mayores en estos casos. El proceso de hacerse mayor implica progresivamente la necesidad de estar acompañado y de recibir ayuda para realizar las actividades diarias. En el caso de las personas afectadas de EM, esta necesidad se manifiesta más rápidamente y con más fuerza. La enfermedad limita la realización de actividades básicas y necesarias como la higiene, la compra o la adherencia al tratamiento.

Al envejecer, las personas con EM pueden sufrir complicaciones o problemas de salud relacionados con la edad, como problemas de tensión, visión, memoria, vejiga, diabetes, artritis, enfermedades coronarias, etc.

Cabe destacar que, a las dificultades físicas y/o mentales propias de la edad, se les suman los síntomas y las secuelas que pueda tener la persona con EM. Estas afecciones y/o enfermedades que se derivan a partir de la EM o tienen un impacto en la enfermedad principal se llaman comorbididades. Por ejemplo, algunas personas afectadas de EM sufren movilidad reducida, entonces la osteoporosis puede aparecer provocada por este síntoma. También es este el caso de la depresión, ya que se calcula que la mitad de las personas con EM la podrían acabar sufriendo a lo largo de su vida.

Las comorbididades afectan considerablemente al día a día de quien las sufre. Por un lado, los problemas de memoria propios de la edad pueden ser un obstáculo para una adherencia al tratamiento adecuada. Por otra parte, la persona con EM debe combinar la toma de medicamentos para tratar la EM con la medicación para la comorbididad. Coordinar diferentes medicamentos en distintas horas se convierte en una tarea complicada y costosa. Por consiguiente, la calidad de vida de las personas mayores con EM es inferior a las que no la sufren y va disminuyendo a medida que aumenta el número de comorbididades. Sin embargo, no se conoce con detalle el efecto de la comorbididad sobre la esperanza de vida de las personas afectadas de EM.

Por lo tanto, se debe insistir en la importancia de gestionar los síntomas que presente la persona, tener una buena atención médica y adaptar los hábitos, las rutinas y el entorno a las necesidades de la enfermedad y de la edad para facilitar la realización de las tareas diarias y mejorar, tanto como sea posible, su calidad de vida.

 

Acceso a las fuentes originales:

Ageing with MS http://www.msif.org Disponible en: http://www.msif.org/wp-content/uploads/2015/01/Ageing-with-MS-FINAL-web_ES.pdf

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información