Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Las preguntas más habituales

¿Qué hay que saber sobre el certificado de discapacidad?

 

El certificado de discapacidad es el documento oficial del Estado que acredita cuál es el nivel de limitación de las personas para llevar a cabo ciertas actividades. Las personas diagnosticadas de esclerosis múltiple se deben plantear este trámite. Además de permitir obtener asesoramiento e información sobre los servicios sociales que tienen a su alcance, les proporciona herramientas que pueden ayudar a estas personas en el mundo laboral, en la educación o en la movilidad. Para obtener el certificado, debe someterse a un reconocimiento que se lleva a cabo en el centro base de la administración más cercano al domicilio del solicitante.

El certificado de discapacidad, que anteriormente se llamaba de minusvalía y era idéntico a éste a efectos legales, es un documento oficial que acredita una condición física determinada y que justifica que se padece uno o varios impedimentos para realizar determinadas actividades. Para que sea reconocida, la ley establece que la discapacidad debe ser como mínimo del 33%.


¿Por qué puede ser una buena idea obtener este certificado? En caso de padecer EM, es un documento que resulta útil al afectado en varios sentidos. De entrada, puede obtener servicios de información y de asesoramiento de los cuales también se pueden beneficiar sus familiares. Además, se ofrece a estas personas recursos sociales para mejorar la calidad de vida, así como herramientas de apoyo personal, educativo, laboral, de accesibilidad y de otras ayudas más técnicas.

 

El grado (%) es una forma de medir las limitaciones en la actividad y las dificultades que pueden encontrarse a la hora de realizar actividades, y se expresa en un porcentaje. Las limitaciones en la actividad comprenden desde una desviación leve hasta una grave, y se comparan con la forma en que se espera que la realizaría una persona sin esta condición de salud.

Así, pues, los afectados por la esclerosis múltiple tienen la posibilidad de pedir el certificado, según lo previsto en la legislación vigente. Una comisión de expertos integrada por un médico, un psicólogo y un trabajador social, hace un reconocimiento completo del solicitante y valora el caso desde todos los ángulos posibles. Es decir, no solo se consideran los síntomas estrictamente físicos de la enfermedad, sino también los factores psicológicos y sociales. Es por esta razón que también se consideran otros casos de enfermedad graves en la familia o si se ha sufrido cualquier otro problema previamente.

Para solicitar el certificado de discapacidad, hay que dirigirse al centro base más cercano. Aquí es donde se asignan los especialistas que valoran el estado de salud del interesado. Además, en este centro se ofrece información de todos los servicios al alcance cerca del hogar de la persona afectada. Entre otros documentos que aquí se detallan, hay que preparar toda la información médica de la que se disponga y que avale la condición de discapacidad.

Después de un examen, se determinará el grado de discapacidad. Si no se está de acuerdo, existe la posibilidad de interponer un recurso por la vía jurisdiccional social. Hay que tener en cuenta que los grados de discapacidad se revisan cada dos años (por mejora o por agravamiento), siempre que se solicite. Un factor importante para valorar el grado de discapacidad es el baremo de movilidad reducida. Si con el paso del tiempo este ha empeorado, se tendrá derecho a una revisión.

Fuente de información:


Certificado de Discapacidad. Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid. [Acceso 21 de noviembre de 2012]. Disponible en: http://www.famma.org/preguntas-frecuentes/646-certificado-de-discapacidad