Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Otras terapias

La importancia de respirar bien con esclerosis múltiple

 

01/08/2019     Comentar

Hace cientos de años que los maestros de yoga de la India son conscientes de la importancia de respirar bien. “La respiración es vida; la vida es respiración”, dice un mantra budista. Cada vez existen más investigadores occidentales que aceptan estas tesis porque han detectado que una mala respiración puede provocar bajos niveles de energía, niveles altos de toxicidad, estrés y problemas emocionales.

Respirar bien pues, es esencial para la salud mental, física y espiritual. Si se sufre esclerosis múltiple, además, una buena respiración es esencial, ya que durante el transcurso de la enfermedad pueden producirse alteraciones respiratorias a causa de la naturaleza multifocal de la EM.

Cabe destacar que, desde que se tiene conocimiento del proceso metabólico, sabemos que más de un 90% de la población utiliza menos del 50% de la capacidad pulmonar. Uno de los principales problemas de respirar de esta forma es que no se suministra suficiente oxígeno al cerebro y a las células del cuerpo; la insuficiencia de oxígeno en los tejidos (o hipoxia) está relacionada con enfermedades degenerativas. Algunos de los efectos que puede provocar el hecho de respirar mal son estrés, insomnio, asma y fatiga.

Según el International Breath Institute, de Colorado (EUA), "respirar correctamente es una forma natural y efectiva de desintoxicarse, ya que un 70% de las toxinas del cuerpo se eliminan a través de la exhalación".

Por tanto, una mala respiración hace que se absorba menos oxígeno y que se tenga menos capacidad de desintoxicación. A la vez, provoca un aumento de la susceptibilidad a contraer enfermedades. Es necesario aprender a respirar más profundamente y a utilizar el diafragma.

Según la organización Yoga for Health, uno de los principales problemas de la sociedad occidental es la respiración superficial: tendemos a realizar respiraciones más cortas a causa de la ansiedad, y a menudo, se sufre hiperventilación como respuesta a retos emocionales, ambienteales o físicas. El International Breath Institute corrobora el argumento e indica que la respiración superficial está relacionada con una serie de desórdenes físicos y emocionales; porque la emoción y la respiración están íntimamente vinculadas. El miedo, la ira, el dolor… las emociones afectan al flujo natural de la respiración.

Y la mejor forma de distribuir el oxígeno por el cuerpo de una forma más equitativa es a través de la meditación. Existen estudios que demuestran que durante la meditación la circulación en los músculos del cuerpo aumenta hasta un 300%. Por lo tanto, la relajación permite respirar mejor…. Y respirar mejor nos permite relajarnos.

Para trasladar a nuestro día a día los efectos positivos de una buena respiración, es necesario empezar respirando más profundamente y no desanimarse porque el proceso es lento; se debe perseverar. Existen, sin embargo, una serie de consejos y ejercicios que ayudan a respirar mejor:

  • Tumbarse de espaldas y colocar las manos sobre el abdomen.
  • Respirar siempre por la nariz (que filtra y calienta el aire antes de que entre en los pulmones).
  • Respirar de forma uniforme, constante y profunda.
  • Relajarse. Liberar la tensión.
  • Experimentar cómo el abdomen se expande y se contrae.
  • No realizar esfuerzos excesivos.
  • Trabajar dentro de unos límitos confortables y pararse si se siente dolor en el pecho o a un lado.
  • Practicar la respiración con el estómago vacío.
  • Practicar la respiración en un lugar ventilado o al aire libre.
  • Finalmente, si se ha conseguido controlar este flujo, sentarse i continuar el ejercicio en posición vertical.

Además, existen también algunas prácticas que ayudan a respirar mejor en caso que la persona tenga alguna dificultad en este sentido:

  • El yoga. Disciplina de origen hindú que tiene como objetivo el dominio del cuerpo y que combina posición, respiración y relajación. El Hatha yoga, una de las ramas de esta disciplina es el más apropiado para relajarse y liberar la tensión del cuerpo, ya que equilibra el sistema nervioso y estimula los órganos internos. Si se quiere centrar el ejercicio en el control de la respiración, los ejercicios específicos que se ocupan de ello son los pranayama. Mucha gente comenta que después de practicar yoga tiene más energía.
  • La técnica Alexander. Desarrollada por Frederick Alexander en el año 1903, es una técnica que reeduca cuerpo y mente, y que permite descubrir un nuevo equilibrio sin tensiones. Destacada por mejorar la libertad de movimentos y la coordinación, fue practicada por muchos actores y bailarines durante el siglo XX. Este proceso de relajación aporta beneficios como una buena digestión, la mejora de la función cardiaca o la eliminación de la tensión muscular del cuello.
  • Tai-chí. Arte marcial que, a través del encadenamiento de movimentos suaves, permite conseguir un equilibrio físico y mental. Este sistema estimula el flujo de respiración y libera la energía acumulada. Es también una buena forma de beneficiar cuerpo, mente y espíritu.

De esta forma, no sólo se trata de ser conscientes de la importancia de respirar bien, también de tener en cuenta técnicas y procesos a través de los cuales poder hacerlo. La correcta respiración es importante para toda la población y, especialmente, para las personas afectadas de EM en la prevención de posibles afectaciones respiratorias.

Acceso a los documentos originales:

Breathing you Way to better health http://www.msfocus.org Disponible en:

http://www.msfocus.org/article-details.aspx?articleID=12

Función respiratoria y rehabilitación en esclerosis múltiple http://observatorioesclerosismultiple.com.

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información