Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Apps y recursos

8 preguntas para evaluar las noticias sobre EM online

 

MS Focus Magazine - 16/02/2016     Comentar
esclerosis múltiple digital

Gracias a Internet las últimas noticias sobre esclerosis múltiple (EM) se extienden como la pólvora. Aunque muchas fuentes son de gran utilidad, cabe recordar que cualquier persona puede publicar en la red, por lo que es importante ser cauto en el momento de consultar información online.

El National Institute of Health sugiere realizar las siguientes preguntas para comprobar la fiabilidad de la fuente visitada. No hay que olvidar, sin embargo, que existen fuentes contrastadas, como el Observatorio de la Esclerosis Múltiple, y también que la información debe comentarse y consultarse siempre con el médico. La mayoría de estos profesionales están al corriente de las últimas investigaciones en su especialidad así que cualquier noticia sobre EM puede discutirse con él/ella.

1) ¿Son noticias reales o sólo publicidad?
Debe sospecharse que una web de noticias es falsa si:

  • Promociona un producto.
  • Únicamente cita a personas que elogian el producto.
  • Presenta resultados de investigaciones que parecen demasiado buenos para ser reales.
  • Contiene enlaces a páginas de venta.
  • Incluye sólo comentarios positivos de lectores y el usuario no puede añadir comentarios propios.

2) En caso de recibir noticias de salud desde una red social, ¿qué información da la web del patrocinador sobre su misión?

La información sobre salud presentada en las redes sociales suele ser escueta, y los detalles sobre la organización patrocinadora, muy limitados. Por suerte, las organizaciones que cuentan con perfiles en las redes sociales suelen tener también portales en los que discuten los mismos temas sobre salud en profundidad y proporcionan información más detallada sobre ellos. El enlace que conduce a la página puede encontrarse en el perfil de la organización en las redes sociales. En Twitter, suele estar en la cabecera sobre los tweets; en Facebook, en la sección "Información".

3) ¿Quién administra y paga el portal?

Un modo de averiguar quién administra un portal es fijarse en las letras al final de la dirección web. Aquellas direcciones que acaban en ".gov" están patrocinadas por el gobierno; ".edu" indica una institución educativa; ".org" una organización no comercial; y ".com" una organización comercial. Son de confianza las páginas que acaban en ".gov" y ".edu" (si la institución educativa las produce). Las páginas personales de profesionales de una institución educativa pueden no ser fiables, a pesar de que tengan ".edu" en sus direcciones.

4) ¿Cómo se financia el portal?

La fuente de financiación puede afectar al contenido del portal, a la forma de presentarlo y al fin del mismo. Es importante, por tanto, detectar si la web está financiada por la organización que la patrocina, si vende publicidad o productos como medicamentos o suplementos dietéticos.

5) ¿Cuál es la fuente de la información?

Muchos portales médicos y de salud publican información obtenida de otras páginas o fuentes. Si la información no ha sido creada por la persona o la organización que la publica, es necesario que la fuente original esté especificada.

6) ¿Cuál es la base de la información?

Además de identificar la fuente del material a partir de la cual se ha redactado el artículo, el portal debe especificar las pruebas (tales como artículos en revistas médicas) en las que se basa el material. También las opiniones o los consejos deben diferenciarse de la información contrastada (basada en los resultados de las investigaciones).

7) ¿La información ha sido revisada?

La información médica de un portal siempre será más fiable si ha sido revisada por personas con cualificaciones profesionales y científicas. Algunas páginas cuentan con un comité editorial que revisa los contenidos antes de su publicación. En otras páginas, los nombres y las credenciales de las personas que han revisado la web figuran en el apartado de agradecimientos.

8) ¿Es actual la información?

Existe información que, por estar obsoleta, puede resultar engañosa o incluso peligrosa. Aquellos portales de salud que son fiables revisan y actualizan la mayoría de sus contenidos de forma regular, especialmente las fichas de datos y las listas de preguntas más frecuentes. Sin embargo, otro tipo de contenidos como las noticias o los resúmenes de congresos científicos puede que nunca se actualicen. Para saber si la información de una página web es antigua o nueva, basta con mirar la fecha en la página (suele estar en la parte inferior).

Acceso a la fuente original:

MS Focus Magazine msfocusmagazine.org Disponible en: msfocusmagazine.org/Exclusive-Content/Article

  • Valora este contenido: 

1 comentario

  1. Jorge Alejandro Saucedo, a las 29.03.2018
    Yo vivo en la Ciudad de México y tengo 55 años y estoy pensionado, creo que nunca he tenido un brote, cada vez me cuesta más trabajo caminar. Mi esposa y mi hijo de 24 años dicen que todo es por mi culpa. Será cierto?

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información