Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Aspectos psicológicos

5 consejos para superar los días duros

 

04/06/2019     Comentar
mal dia esclerosis multiple

La mayoría de personas con esclerosis múltiple sienten desánimo en algún momento y en diferentes niveles de intensidad. Lo importante no es ocultar la tristeza, sino contar con mecanismos para hacer frente a los momentos bajos.

Convivir con un diagnóstico de esclerosis múltiple (EM) no es fácil. Incluso en sus mejores momentos, los síntomas de algunas personas con EM pueden interferir en su bienestar emocional. Habrá momentos en los que el estado de ánimo variará y empeorará (puede variar y presentar alteraciones): dicha situación es normal y lo importante no es evitar estas sensaciones, sino ver cómo adaptarnos y qué herramientas podemos utilizar.

A veces comunicar nuestras emociones a la gente que nos rodea es complicado, especialmente explicar hasta qué punto nos afectan estos síntomas en cosas aparentemente sencillas. En consecuencia, las personas con EM están más expuestas a la soledad o al aislamiento.

A continuación, te presentamos cinco consejos para enfrentarte a la acumulación de pensamientos negativos:

  • No te compares

La EM es una enfermedad invisible que muchos desconocen y, en comparación, el esfuerzo que las personas con EM tienen que dedicar a planificar su día a día para no agotarse es considerable. En ciertos momentos, además, otras personas sin EM pueden estar peor o sufrir más, ya sea por razones de salud o no, de forma más “visible” que alguien con EM.

No obstante, compararnos con otros, ya sean personas que “sufren más o menos”, no es positivo para el bienestar de nadie, especialmente para las personas que se encuentran en una situación vital complicada. Siempre habrá personas que estén peor o mejor que nosotros, sin que esté bajo nuestro control. Centrarnos en el “por qué a mí” puede dar lugar a una espiral de pensamientos improductivos y desadaptativos que dificultan las gestión emocional de nuestro estado anímico.

  • Céntrate en las pequeñas cosas buenas

Cuando te parezca que todo está oscuro, trata de recordar las pequeñas cosas que te aportan felicidad. ¿Cuál es tu sabor de helado favorito? ¿Dónde jugabas cuando eras pequeño? ¿Qué postre pedirías ahora mismo, si pudieras? ¿Qué canción te trae buenos recuerdos?

Puedes, incluso, pensar en un recuerdo que te haga especialmente feliz para utilizarlo como recurso cuando te invada el desánimo. Estos pequeños pensamientos pueden ayudar mucho a hacer las cosas un poco más fáciles ante las partes más duras de la esclerosis múltiple.

  • Enfádate o ponte triste, pero asegúrate de parar en algún momento

La EM es un golpe duro para cualquier persona. Es un gran cambio en la vida, el futuro y los planes de futuro y, por ello,  es natural que genere un rechazo difícil de evitar.

Es importante no tratar de ocultar las emociones negativas, sino tratar de entenderlas y enfrentarnos a ellas. Es imposible que todos los momentos sean buenos: habrá ocasiones en las que querrás gritar o llorar y no pasa nada.

Si bien los momentos puntuales de tristeza o ira son normales, cuando la tristeza es crónica o se pierde el placer en hacer actividades podríamos encontrarnos ante un caso de depresión. Es un síntoma común de las personas con EM y, si sospechamos que es el caso, es importante comunicárselo a un profesional.  

  • Encuentra la “dignidad” en tu sufrimiento

En los momentos más duros, es fácil que la mente entre en un bucle de pensamientos negativos con preguntas como “¿me seguiré sintiendo así?”, “¿estoy dejando de progresar?”, “¿mi medicación ya no funciona?”, “¿qué hago mal?”.

Cuando esto suceda, trata de distraer la mente con técnicas como la meditación, el yoga o simplemente con una siesta. Esto te permitirá darle a tu cabeza unas “mini-vacaciones” y, con suerte, darles un descanso a tus emociones.

  • Apóyate en una persona de confianza

No siempre vamos a poder con todo solos. Es muy importante contar con un amigo o un miembro de la familia en el que poder apoyarnos y contar cómo nos sentimos sin que nos juzgue. Esto puede ayudarnos a combatir los pensamientos negativos y superar los momentos de aislamiento.

Referencia:

5 Tips for Dealing With the Bad Days in Multiple Sclerosis. Verywell Health 2018.

Revisado por: Sara Navarro Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya (colegiada nº 23.565)
  • Valora este contenido: 

1 comentario

  1. Jaume, 2 semanas

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información