Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Aspectos psicológicos

La silla de ruedas, una solución más que una enemiga

 

02/06/2017     Comentar
silla ruedas esclerosis múltiple

"No quiero terminar en una silla de ruedas” es una frase que habitualmente pasa por la cabeza de las personas con esclerosis múltiple, que a menudo desconocen que gracias a los tratamientos actuales cada vez menos personas la utilizan.

El uso de la silla de ruedas no es ningún final ya que muchas personas que tienen esclerosis múltiple pueden vivir con la asistencia de esta y otras herramientas. Es una ayuda más y en ningún caso hay que tenerle miedo.

Pensar que se acabará en una silla de ruedas en ningún caso ayuda a las personas con EM; no se deben adelantar acontecimientos y, si llega esta situación, hay que ser positivo y aceptar las nuevas oportunidades que surgen de llevar una silla de ruedas. Debemos pensar en sus ventajas: permite largos desplazamientos, poder hacer salidas y fomenta la independencia de movimiento.

 

Estigma y aceptación

No sólo existe miedo por el hecho de perder la movilidad. Hay un estigma asociado al uso de la silla de ruedas que ha sido creado de manera colectiva. El hecho de sentirse excluido y aislado del resto hace que sea más difícil aceptar la silla de ruedas y muchos preferirían arriesgarse a caer o hacerse daño antes que ser vistos utilizando una.

Así pues, hay que educar a la sociedad, y los afectados de EM, en la visión que tienen de la silla de ruedas, y poder comprender el gran servicio y ayuda técnica que da. Gracias a la silla de ruedas se podrán realizar actividades que sin ella sería del todo imposible hacer. Así que, si llega el momento de acceder a este apoyo técnico, hay que valorar sus beneficios y dejar atrás los posibles desventajas y estigmas sociales.

 

Vivir el día a día sin pensar en el futuro

El diagnóstico de la EM conlleva un futuro incierto. Pero cuando uno se pone en el peor de los escenarios mucho antes de que se produzcan no estamos viviendo en el presente. Hay que afrontar los retos tal como llegan, sin pensar en un futuro muy lejano o hacer predicciones que quizás no se llegan a materializar.

 

Investigación

Nadie quiere sufrir la EM con una discapacidad que comporte el uso de la silla de ruedas. Esto no significa que no se puedan expresar los miedos, pero tampoco se deberían alimentar. Las personas que utilizan la silla de rueda pueden tener miedo de perder la independencia o de tener que ir por un mundo que sigue sin poner las cosas fáciles. Miedo de ser juzgadas o estigmatizadas, abandonadas por una sociedad que ignora las discapacidades. Pero de lo que no hay que tener miedo nunca más es de la silla de ruedas, así como tampoco se tiene del fisioterapeuta. Tanto la silla como el fisioterapeuta están ahí para ayudar. 

 

Acceso al documento original:

Ending Up in a Wheelchair. Disponible a: http://www.msconnection.org/Blog/January-2017/Ending-Up-in-a-Wheelchair

  • Valora este contenido: 

4 comentarios

  1. Laura Montolio, a las 20.06.2017
    Totes les eines són bones, per nosaltres i per a la gent que ho necessiti!!
    Per això hi són!! El que NO ens podem permetre és quedar-nos tancats a casa!
  2. ruben esteban giordano, a las 20.06.2017
    En 1997 me diagnosticaron EM. Soy medico y dejé de ejercer. Hoy me he comprado un scooter de cuatro ruedas porque mi vivienda es demasiado grande y me cansaba demasiado con andadores y bastones. Me traslado en scooter y me movilizo con seguridad, agarrándome donde puedo. Además, uso bastones canadienses cuando salgo en mi vehículo adaptado. Ahora quiero comprarme una plataforma para subir mi scooter y lograr independencia para moverme por mi localidad.
    1. jose, a las 10.08.2018
      Qué bueno por usted Doctor y por aquellas personas que tienen esa facilidad. Pero hay aquellas que como nosotros no tenemos esa facilidad debido a la situación política y social que viven nuestros países. Donde se debería tener una política a nivel de salud y priorizar estos casos... Pero como dice el dicho... Sálvese quien pueda... Así que el sufrir de alguna patología como esta se hace más cuesta arriba. Solo confiando en Dios y nuestros propios medios para continuar adelante...
  3. Claudio, a las 25.06.2017
    Estos artículos ayudan muchísimo, sobre todo para ver que la vida puede seguir teniendo aliciente.

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información