Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Deporte

Entrenamiento del suelo pélvico para vejiga hiperactiva en mujeres con esclerosis múltiple

 

10/09/2019     Comentar
Entrenamiento suelo pélvico esclerosis múltiple

La vejiga hiperactiva es una afectación común que puede producir incontinencia urinaria. Existen varios tratamientos para mejorar dichos síntomas, aunque el entrenamiento de los músculos de suelo pélvico, es uno de los más habituales. Un nuevo estudio muestra su efectividad en mujeres con esclerosis múltiple.

Alrededor del 80% de las personas con esclerosis múltiple, experimenta en algún momento de su vida síntomas de vejiga hiperactiva.

Hablamos de vejiga hiperactiva cuando el músculo detrusor, que es el músculo que se encuentra en la pared de la vejiga y cuya contracción permite la expulsión de la orina, provoca contracciones involuntarias durante la fase de llenado. Esta hiperactividad produce una necesidad urgente y repentina de orinar, que puede conducir a la pérdida involuntaria de orina (incontinencia urinaria).

Esquema vejiga urinaria

Una de las estrategias para mejorar los síntomas de la vejiga hiperactiva es el fortalecimiento del suelo pélvico. En un estudio reciente publicado en la revista American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation se ha confirmado la efectividad de un entrenamiento de suelo pélvico en mujeres con y sin esclerosis múltiple y se han mostrado los mecanismos mediante los cuales este tipo de entrenamientos producen tal mejora.

Los autores hicieron el estudio en dos grupos de mujeres con síntomas de vejiga hiperactiva de las cuales 18 tenían esclerosis múltiple y 17 no. A todas ellas se les instruyó para realizar un entrenamiento de suelo pélvico específico que consistía en realizar una contracción de estos músculos durante 15 segundos cada vez que tuvieran un episodio de necesidad urgente y repentina de orinar.

El análisis de los resultados mostró que el entrenamiento del suelo pélvico reducía la presión producida por la hiperactividad del músculo detrusor.  Dicha mejora, aunque en las mujeres con esclerosis múltiple fue menor, fue significativa en ambos grupos.

Los investigadores vieron que, el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico activaba la corteza frontal del cerebro, responsable del "reflejo voluntario de inhibición urinaria", produciendo una mejora del control consciente de la micción.

Este estudio muestra que este tipo de entrenamiento de suelo pélvico es una herramienta potencialmente útil para las mujeres, con y sin esclerosis múltiple, que sufren de vejiga hiperactiva.

 

Referencias:

Lúcio A, et al. The Effect of Pelvic Floor Muscle Contraction on Detrusor Overactivity Pressure in Neurogenic and Nonneurogenic Women During Urodynamic Study: A Cross-Sectional Study. Am J Phys Med Rehabil. 2019; 98(4):275-279

G. Katya Carrillo & M. Antonella Sanguineti. Anatomía del piso pélvico. Revista Médica Clínica Las Condes 2013; 24(2):185-189

Vejiga hiperactiva. Mayo Clinic.

Imagen esquema uretra extraída de wikipedia.org

Revisado por: Maria Eugènia Lacasa Andrade Fisioterapeuta. Colegiada número 04027.
  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información