Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Deporte

Estos ejercicios en el agua son útiles para la EM

 

Multiple Sclerosis Association of America - 12/09/2016     Comentar
ejercicios agua esclerosis multiple

La fatiga y la sensibilidad al calor convierten la práctica de ejercicio en un desafío para las personas con esclerosis múltiple (EM). Sin embargo, la actividad física mejora su salud y alivia los síntomas de la enfermedad.

Por las propiedades del agua y su baja temperatura, las piscinas son lugares idóneos para practicar ejercicio. Los beneficios de hacer deporte en el agua incluyen la mejora de la flexibilidad, la movilidad, la resistencia cardiovascular, el nivel de fatiga, la fuerza y el equilibrio.

Antes de empezar a practicar cualquier actividad en el agua, es necesario hablar con el médico para comprobar que no está contraindicado, por ejemplo, en el caso de una herida abierta o de una infección. También puede ser una buena idea consultar a un terapeuta físico y someterse a un examen para evaluar el nivel de aptitud física.

A la hora de buscar una piscina, la persona con EM debe asegurarse de que el lugar cumple con todas las medidas de seguridad (pasamano, superficie anti-deslizante, etc.) y de accesibilidad (escaleras de piscina, barandilla, parking, vestuario).

Cuanto más cerca se encuentre uno de la piscina, mejor, de esta manera, se evitarán desplazamientos innecesarios y se asistirá con mayor frecuencia. Las clases deben estar dirigidas por entrenadores cualificados y con experiencia y ser específicas para personas con EM. La temperatura del agua tiene que ser fría. Existe una gran variedad de programas de ejercicios acuáticos. Todos ellos deben estar orientados a lograr resultados y tener el ritmo y la intensidad adecuados. A continuación, explicamos algunos:

La técnica Halliwick: técnica en la que se realizan diferentes ejercicios pautados para desarrollar el equilibrio y mejorar los cambios de posición sobre los distintos ejes. 

Watsu: técnica basada en el Zen Shiatsu que combina estiramientos, movimientos rotacionales y movilización de tejidos blandos. 

Ai chi: forma modificada de Tai Chi que se realiza en el agua y que combina movimientos fluidos y técnicas de respiración. El Ai chi pone énfasis en la conciencia mente-cuerpo.    

AquaStretch: técnica que incorpora estiramientos dinámicos, movimientos intuitivos y movilización de tejidos blandos y miofascial. Disminuye el edema, el dolor y la limitación de movimientos. 

Entrenamiento aeróbico y de resistencia: programa que incluye andar, correr, saltar, cinta y bicicleta y cuya intensidad varía a lo largo del entrenamiento. 

El agua evita el acaloramiento derivado del ejercicio y permite realizar movimientos fluidos. Las personas con EM deben realizar un entrenamiento acorde con el grado de la enfermedad y contar con la orientación y la supervisión de un experto. Los beneficios se notarán en poco tiempo.

Acceso al documento original:

  • Valora este contenido: 

1 comentario

  1. Begonya Matesanz Torrent, a las 31.08.2018
    M'ha encantat poder veure que existeixen cursos especialitzat a América per fer exercicis a l'aigua.
    Paral·lelament al LluitEM jo volia fer NadEM, com a monitora i professional dins la natació m'encantaria ajudar a millorar dins l'aigua.
    Està clar en la meva feina i en l'aigua que tens la possibilitat de sentir-te lliure... Cosa que per molta gent fora de l'aigua et sents limitat.
    Havent ensenyat a nedar a persones que van amb cadira de rodes i aconseguint el seu desplaçament dins l'aigua i així la seva felicitat!
    Estic convençuda que amb un bon programma específic metge-fisioterapeuta-monitor de natació especialitzat amb EM milloraria moolt la qualitat de vida de molta gent. Per mi seria un somni fet realitat.
    Només faltaria posar-nos d'acord... i organitzar aquests programes.

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información