Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Embarazo

EM en el embarazo y maternidad

 

National Institute of Neurological Disorders and Stroke; FELEM - 22/11/2013     Comentar
sintomas embarazo esclerosis multiple

Distintos estudios sobre el embarazo en pacientes con esclerosis múltiple han demostrado que el periodo de gestación y el parto no empeoran la enfermedad. Aunque algunos síntomas concretos puedan empeorar durante el embarazo, en general, la mayoría de ellos mejoran o se estabilizan durante la gestación. Quedarse embarazada es una opción segura para las mujeres con esclerosis múltiple, pero es importante una buena planificación, pues la mayoría de los tratamientos utilizados para tratar la esclerosis múltiple están contraindicados durante la gestación y la lactancia.

La esclerosis múltiple afecta principalmente a mujeres en edad reproductiva, por lo que es normal que durante el curso de la enfermedad aparezcan dudas con respecto al embarazo y a la lactancia. La mayoría de los tratamientos para la EM están contraindicados en el embarazo y la lactancia, por lo que la gestación en las mujeres afectadas debe planificarse con tiempo. Lo mejor es que, en el caso de estar planteándose quedarse embarazada, lo consulte con su neurólogo, para que le aconseje la mejor forma de proceder.

Algunos de los síntomas de la EM aparecen también durante el embarazo (fatiga, estreñimiento…) y pueden empeorar, pero en general, la aparición de brotes y síntomas de la esclerosis múltiple mejora durante el periodo de gestación.

Esto se debe al cambio que se produce en el sistema inmunológico de una mujer embarazada. En condiciones normales, nuestro sistema inmunológico rechaza aquellos tejidos que no son nuestros (como en el caso de los trasplantes de órganos). El bebé contiene material genético tanto de la madre como del padre, y para permitir que crezca y se desarrolle con normalidad se produce lo que se llama tolerancia del sistema inmunológico. Podríamos decir pues que el sistema inmunológico se vuelve más "benigno", por lo que la aparición de brotes de la enfermedad durante el embarazo es raro.

Tras el parto, el sistema inmunológico vuelve a su estado previo, por lo que no es infrecuente que durante el post-parto aparezcan brotes: se calcula que entre el 20% y el 40% de las pacientes de EM experimentarán una recaída de los síntomas y la reaparición de brotes. Esto parece estar relacionado con el número de brotes durante el periodo previo a la gestación, pero lo cierto es que no se puede predecir de antemano. Por este motivo, es importante tener un buen soporte familiar que pueda ayudar con el cuidado del bebé en el caso de que se produzca un empeoramiento de la enfermedad.

El tratamiento para la EM se puede reiniciar poco después del parto. El momento de reiniciarlo dependerá de cada caso en particular y de las preferencias sobre la lactancia materna, ya que los tratamientos están también contraindicados en esta situación.

Las mujeres con esclerosis múltiple pueden y deben quedarse embarazadas si ese es su deseo, pero deben contar con una buena planificación de antemano.

 

Fuentes de información:

Esclerosis múltiple: Esperanza en la investigación. NINDS-National Institute of Neurological Disorders and Stroke. 2003 (acceso 20 de noviembre de 2012). Disponible en: espanol.ninds.nih.gov/trastornos/esclerosis_multiple.htm

Embarazo. FELEM. [acceso 20 de noviembre de 2012]. Disponible en: www.esclerosismultiple.com/esclerosis_multiple/EM_embarazo.php

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información