Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Pautas para cuidarte

Causas y tratamiento del insomnio en personas con esclerosis múltiple

 

15/10/2018     Comentar
insomnio esclerosis multiple

Un 52% de las personas con esclerosis múltiple tiene dificultades para conciliar el sueño y un 38% insomnio.

Uno de los síntomas más frecuentes de la esclerosis múltiple (EM) y que puede dificultar enormemente las tareas del día a día es la fatiga. Esta sensación de cansancio extremo también puede tener efectos sobre el sueño y dar lugar a trastornos que en muchos casos están infradiagnosticados. Junto con la dificultad para quedarse dormido, uno de los trastornos del sueño más comunes que afecta hasta a casi un 40% de las personas con EM es el insomnio.

A la hora de identificar las causas de este insomnio, algunos estudios apuntan a síntomas físicos y emocionales derivados de la EM, combinados con estados de ansiedad o depresión, aunque también a otros factores que se han observado en personas con EM:

  • Problemas hormonales, que pueden causar trastornos respiratorios durante el sueño y apneas

  • Alteraciones en los niveles de dopamina y noradrenalina, que pueden interferir en los patrones del sueño

  • La somnolencia diurna debido a la fatiga

  • Otros síntomas de la EM como el síndrome de las piernas inquietas, la intolerancia o sensibilidad al calor o los problemas urinarios

  • Dolor neuropático o muscular

  • Determinados medicamentos

En cualquier caso, estas causas variarán según el tipo de insomnio. En primer lugar, se puede tratar de un insomnio inicial, es decir, dificultad para conciliar el sueño, que puede estar producida por la presencia de dolor neuropático o muscular y por algunos medicamentos.

En segundo lugar, un insomnio de mantenimiento, por ejemplo problemas para mantener el sueño al despertarse varias veces a lo largo de la noche debido a la fatiga diurna, los espasmos musculares y la nicturia. O, en tercer lugar, un insomnio terminal, despertarse antes de lo planeado principalmente por una falta de exposición a la luz solar durante el día.

Respecto al tratamiento del insomnio, a parte de la medicación u otras terapias que deben ser siempre valoradas por el médico, hay ciertas recomendaciones generales que pueden seguirse:

  • Mantener una rutina horaria: irse a dormir y levantarse a la misma hora cada día

  • Hacer ejercicio moderado a diario te ayudará a dormir mejor, pero nunca a última hora del día

  • Pasar tiempo al aire libre y exponerse a la máxima luz posible durante el día

  • No tomar cafeína, beber alcohol ni fumar durante 6 horas antes de ir a dormir

  • Evitar el uso de dispositivos electrónicos como tablets o smartphones -la luz que emiten puede alterar la producción de melatonina, la hormona que interviene en el ciclo natural del sueño-

  • No tomar líquidos en exceso antes de ir a dormir

  • Mantener una temperatura e iluminación adecuadas de la habitación

  • Leer un libro o hacer alguna actividad si nos despertamos en mitad de la noche

Es importante consultar con el neurólogo sobre cualquier trastorno del sueño relacionado con la EM para intentar averiguar qué lo está causando y seleccionar el tratamiento más adecuado en cada caso.

 

Acceso al documento original:

Brass, S.; Li, C.; and Auerbach, S. "The Underdiagnosis of Sleep Disorders in Patients with Multiple Sclerosis." Journal of Clinical Sleep Medicine. 2014. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25142763

1 comentario

  1. Antonio, 3 semanas
    Gracias por estar ahí.

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información