Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Pautas para cuidarte

Consejos para dormir mejor con esclerosis múltiple

 

Web MD - 16/11/2015     Comentar
dormir bien con esclerosis múltiple

El trajín del día a día, los problemas no deseados que puedan surgir en el trabajo... Vivimos rodeados de aspectos que pueden afectar nuestro bienestar o nuestra prosperidad, y por ese motivo muchas personas sufren problemas de sueño. Algunos afectados por esclerosis múltiple (EM) también tienen esos problemas de sueño, pero en muchos casos no tiene por qué deberse a la propia enfermedad. A continuación presentamos varios consejos para dormir mejor.

Vivimos en una sociedad compleja en que, muy a menudo, tenemos que batallar con adversidades que van más allá de nuestras capacidades; algunos teóricos la definen como la "sociedad del riesgo". En ese sentido, es evidente que los problemas de sueño no tienen por qué tener relación con el hecho de sufrir EM, a pesar de que el estrés, la espasticidad en piernas y brazos, la inactividad o la depresión son síntomas habituales de personas que tienen una lesión de EM en el cerebro. Independientemente de las causas de los problemas de sueño, siempre se pueden seguir unas pautas para ir a dormir con más tranquilidad y dormir mejor.

  • Relajarse antes de ir a la cama. Intentar no pensar en los problemas del día a día ni en la agenda de mañana. Hay que esforzarse para desconectar y hacer ejercicios que ayuden a aligerar la presión, como por ejemplo, meditación o ejercicios de respiración.
  • Ir a la cama cuando se esté cansado y, a poder ser, siempre a la misma hora.
  • Si después de 10-15 minutos de haberse metido en la cama, la persona con EM se siente muy despierta, se recomienda levantarse y hacer otra cosa para relajarse: un puzle, leer una bona novela, escribir una carta... Se aconseja evitar la tele, que no requiere ningún esfuerzo. La idea es hacer algo activo fuera de la cama y que provoque cierto cansancio.

En este sentido, en las horas previas antes de ir a dormir también se deberían tener en cuenta varios consejos, de modo que, al meterse en la cama, se pueda conciliar el sueño sin problemas y se duerman las horas necesarias.

  • Intentar no dormir durante el día, y si se echa una siesta, hacerla pronto y que sea corta.
  • Evitar la cafeína y el alcohol entre 4 y 6 horas antes de ir a la cama.
  • No fumar antes de ir a dormir o durante la noche.
  • Si se va muy a menudo al baño durante la noche, intentar beber menos líquido por la tarde. Y sobre todo, hacer una última visita al baño antes de ir a dormir.
  • No ir a la cama con hambre ni después de una cena copiosa. Si la tripa se queja antes de ir a dormir, se recomienda comer un snack o beber un vaso de leche caliente.
  • Hacer ejercicio regularmente, sobre todo durante el día. Evitar los ejercicios que requieran mucha energía tres horas antes de ir a dormir.
  • Programar la alarma a la misma hora cada día, incluso los días festivos y los fines de semana.

Si después de todos esos consejos la persona con EM aún siente que le faltan horas de sueño, se tendría que consultar con el médico, que podrá recomendar un especialista que indique qué pasos hay que seguir. Pero antes de iniciar cualquier tratamiento cabe decir que, para descansar bien, es indispensable una buena rutina del sueño.

Acceso a la fuente original:

Taking control sleep http://www.webmd.com Disponible en:http://www.webmd.com/multiple-sclerosis/guide/taking-control-sleep

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información