Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Pautas para cuidarte

Dejar de fumar con esclerosis múltiple: 10 consejos prácticos

 

Cinta Zabay Neiro - 18/06/2018     Comentar
dejar fumar esclerosis multiple

Existe una gran variedad de estudios que demuestran que el hábito de fumar incrementa el riesgo de esclerosis múltiple y afecta sobre la progresión de la enfermedad. Los mecanismos por los que el tabaquismo modifica el riesgo y la progresión son aún desconocidos.

Un reciente meta análisis publicado ha demostrado que las personas con esclerosis múltiple (EM) fumadoras acumulan mayor discapacidad en un periodo más corto de tiempo respecto a las no fumadoras, y que dejar de fumar tiene un efecto beneficioso para la persona fumadora. Dejar de fumar debería, por tanto, formar parte de los tratamientos para la EM.

Aquí van diez consejos prácticos para dejar de fumar: los cuatro primeros dirigidos a la fase de preparación y, los seis restantes, a la fase de acción.

Fase de preparación

 

  1. Fija una fecha para fumar tu último cigarro

Marca en el calendario el día elegido para dejar de fumar. A partir de ese momento empieza tu trabajo personal en el que debes responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué fumo?
  • ¿Por qué quiero dejar de fumar?

Te puede ayudar hacer una lista en la que anotes en una columna las razones por las que fumas  y en la otra las razones por las que quieres dejarlo. Piensa en los beneficios que podrás notar al dejar de fumar: tendrás más energía, un aspecto más sano, mejorará tu salud sanguínea, se reducirán las posibilidades de padecer un ataque de corazón o un cáncer, incrementará tu economía…

 

   2. Comunica la decisión en tu entorno

El compromiso público puede ayudarte a dejar de fumar. Además, las personas de tu entorno serán claves para incrementar tu motivación y prevenir recaídas.

Identifica aquellas que te pueden ayudar cuando lo necesites, tanto en el entorno laboral como en el familiar y social.

   3. Coloca el listado de motivos que has elaborado en un lugar visible en diferentes zonas de la casa.

Léelos varias veces al día hasta que llegue el día elegido para dejar de fumar.

   4. Identifica aquellas situaciones que son de riesgo y planifica una tarea alternativa.

Anota aquellos momentos en los que tengas más ganas de fumar: después de la comida, mientras ves la televisión, cuando tomas café con los amigos…. Busca una alternativa para esos momentos. Por ejemplo, si el deseo aparece después de las comidas, cepíllate los dientes inmediatamente; si es al tomar café, tómate un té…

Llegó el día D. Piensa: "hoy no fumo". Esta es tu meta principal y lo puedes conseguir.

Fase de acción

 

     5. Cambia tu rutina para "engañar" a tu adicción a fumar

Levántate a otra hora, desayuna en otro lugar, evita aquellos momentos que son de más riesgo y aplica la alternativa programada.

 

     6. Bebe mucha agua y zumos naturales

Si necesitas picar algo, las verduras y frutas pueden ayudar a calmar las ganas de fumar. Come con moderación: reparte tu alimentación en 5 comidas al día y evita el alcohol y el café, dado que muchos fumadores los asocian al tabaco. Ciertas vitaminas pueden resultar útiles para dejar de fumar, ya que ayudan a disminuir la ansiedad. Este es el caso de los alimentos ricos en vitamina B y vitamina C.

     7. Haz ejercicio

Realiza actividad física adaptada a tus posibilidades: sube escaleras, intenta coger menos el coche, da pequeños paseos… Esto te relajará, te ayudará a controlar el peso y te hará ver mejor los efectos de dejar de fumar sobre tu energía, respiración…

 

     8. Realiza técnicas de relajación

La respiración abdominal es una técnica sencilla y muy práctica que puede ayudarte a calmar tus ansias de fumar. Consiste en inspirar por la nariz llevando el aire hacia el abdomen, retener unos instantes el aire en los pulmones y expulsarlo lentamente intentando relajar tu vientre.

     9. Tratamiento farmacológico

Si el grado de adicción es muy elevado y resulta difícil superar el síndrome de abstinencia, podría ayudarte un tratamiento farmacológico (chicles, comprimidos, parches…). Debes consultar con un profesional sanitario para que te asesore y prescriba el tratamiento más adecuado para tus necesidades.

10.  Evita las recaídas

  • Recuerda continuamente los motivos por los que decidiste dejar de fumar. Consulta tu lista.

  • Recompénsate por los logros, date un capricho de vez en cuando.

  • Mantente entretenido, busca actividades que te gusten y te distraigan.

  • No compres tabaco, rechaza los cigarrillos que te ofrezcan.

  • Recuerda que el deseo intenso de fumar es pasajero. Cuando aparezca, mira el reloj, espera a que pase un minuto y este deseo desaparecerá. Observa que cada vez será menos intenso y menos frecuente.

  • Continúa realizando actividades relajantes que puedan minimizar los síntomas provocados por el síndrome de abstinencia tales como el dolor de cabeza, la dificultad de concentración, alteraciones en el sueño… Te ayudarán los baños, la ingesta de bebidas y alimentos relajantes, la actividad física regular…

Articulo redactado por Cinta Zabay Neiro. DUE. Col 4786. Enfermera hospital de día Mas Sabater de la Fundació Esclerosi Múltiple.

 

Bibliografía.

Ministerio de Sanidad y consumo. Guía para dejar de fumar.

Generalitat de Catalunya. Departament de salut. Guia pas a pas per deixar de fumar.

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información