Idioma:CA ES

Pautas para cuidarte

Reserva cognitiva y esclerosis múltiple: consejos para potenciarla

 

19/10/2020     Comentar
Reserva cognitiva y esclerosis múltiple

Cuidar la reserva cognitiva permite reducir el efecto de las alteraciones cognitivas en las personas con esclerosis múltiple. Te explicamos cómo podemos mejorarla y potenciarla.

Las alteraciones cognitivas son un síntoma común en la esclerosis múltiple. Entre un 40 y un 60% de las personas con EM tienen algún tipo de problema cognitivo: alteraciones de memoria, de atención o ralentización cognitiva...

La reserva cognitiva es como un baúl que, con el paso de los años, llenamos de habilidades mentales, mezclando las características innatas y las experiencias a lo largo de la vida. Esta reserva permite que las personas con esclerosis múltiple toleren mejor y estén menos afectadas por los cambios patológicos del cerebro.

La reserva cognitiva permite que las personas con EM toleren mejor y estén menos afectadas por los cambios patológicos del cerebro

Cómo funciona la reserva cognitiva en la esclerosis múltiple

Para entender por qué la reserva cognitiva es importante en la EM, hay que introducir dos conceptos previos: la resiliencia y la plasticidad cerebral.

  • La resiliencia es la capacidad de los seres vivos de sobreponerse a situaciones adversas. Este fenómeno explica que, con el mismo grado de afectación cerebral, haya personas con deterioro cognitivo y otras sin.
  • Por otra parte, gracias a la plasticidad cerebral podemos crear nuevas redes neuronales. Un cerebro con reserva cognitiva puede tener un sistema rico en rutas alternativas de redes neuronales y así compensar el daño causado por la EM en las redes ya existentes.

El cerebro es capaz de cambiar y crecer siempre, hecho que podemos aprovechar y potenciar. ¿Qué podemos hacer para potenciar la reserva cognitiva? ¿Qué factores contribuyen a aumentarla?

El cerebro es capaz de cambiar y crecer siempre, hecho que podemos aprovechar y potenciar

1. Enriquecimiento intelectual

Los estudios dicen que el enriquecimiento intelectual protege contra la progresión en el tiempo de la ineficiencia cognitiva. Es decir, que las personas con menor enriquecimiento intelectual tienen más riesgo de sufrir deterioro cognitivo.

Por lo tanto, hay que realizar actividades mentalmente ricas, como apuntarte a estudiar un curso de algo que siempre has querido aprender: un idioma, una carrera, un posgrado, informática, historia... ¡Hay mil temas para aprender!

2. Actividad física

El ejercicio aeróbico estimula la circulación cerebral, aumentando el transporte de oxígeno y nutrientes al cerebro. Esto, en la esclerosis múltiple y la cognición, se traduce en una mejora de la memoria y un aumento de las conexiones funcionales. Se ha asociado también el ejercicio físico al volumen de la sustancia gris y la integridad de la sustancia blanca.

Por lo tanto, a pasear, bailar, nadar, montar en bici... Busca un tipo de ejercicio adaptado a tus necesidades y... ¡a moverse!

3. Alimentación

Una alimentación equilibrada es vital para el buen funcionamiento del cuerpo y la mente. Si tienes dudas sobre cómo hacerlo, infórmate con profesionales de enfermería sobre cómo llevar una dieta equilibrada y buena para la mente.

Por ejemplo, se ha demostrado que unos niveles adecuados de ácido fólico son esenciales para la función cognitiva o que los ácidos grasos Omega-3 pueden afectar positivamente la plasticidad cerebral y la cognición.

4. Control del estrés y gestión de las emociones

Se ha demostrado que los episodios estresantes de la vida preceden, aproximadamente, de 4 a 8 semanas al aumento de actividad en las lesiones cerebrales provocadas por la EM. Un estudio de 2012 demostró que un programa de terapia de manejo del estrés redujo el número de lesiones activas en la EM.

Hay que cuidarse anímicamente, porque el estado de ánimo afecta negativamente nuestro cerebro. ¡Emociones negativas fuera! Y no dudes en pedir ayuda para conseguirlo. Ser feliz es lo mejor que uno puede tener como objetivo.

5. Relaciones sociales y actividades de ocio

Mantener una mayor participación social contribuye a un mejor funcionamiento cognitivo. Y tener hobbies de tipo intelectual y social está asociado a una protección del deterioro cognitivo.

Por lo tanto, contacta con los amigos, apúntate a actividades donde te puedas comunicar con gente, busca comunidades on-line, lee, escribe, toca un instrumento, juega a las cartas, pinta... Haz lo que te guste con gente que te haga sentir bien, y tu reserva cognitiva aumentará, haciendo frente a la esclerosis múltiple.

 

Autora: Mónica Nieves, psicòlogia i directora del Centre neurorrehabilitador de Lleida.

 

Fonts:

J. F. Sumowski, V. M. Leavitt. Cognitive reserve in multiple sclerosis (2013). https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/1352458513498834 

J. F. Sumowski. Cognitive Reserve as a Useful Concept for Early Intervention Research in Multiple Sclerosis (2015). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4542634/ 

V. M. Leavitt et al. Aerobic exercise increases hippocampal volume and improves memory in multiple sclerosis: preliminary findings (2013). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24090098/ 

R. S. Prakash. Aerobic fitness is associated with gray matter volume and white matter integrity in multiple sclerosis (2010). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19560443/ 

D. C. Mohr et al. A randomized trial of stress management for the prevention of new brain lesions in MS (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3405245/   

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información