Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Sexualidad

Estrategias para afrontar la falta de deseo sexual

 

27/05/2019     Comentar
deseo sexual esclerosis multiple

Uno de los síntomas que más puede alterar la vida en pareja de las personas que padecen esclerosis múltiple es un descenso del deseo sexual. Pese a esto, el cuerpo es capaz de disfrutar de la respuesta sexual y del orgasmo, pero es imprescindible afrontar la situación de una manera diferente.

Uno de los ejercicios que hay que practicar para combatir este problema es mantener un contacto físico constante con la pareja, aunque aparentemente sea menos necesario. Algunas parejas afectadas explican que, a menudo, se abstienen de cualquier tipo de contacto físico, por miedo a que desemboque en una relación sexual. Los especialistas señalan que esto es un error y que, en este sentido, el contacto es más importante que nunca.

Cuando existe falta de libido, es importante aprender de nuevo cuáles son los contactos que conducen al placer, a través de los besos, las caricias o cualquier otro gesto que los miembros de la pareja prefieran. Los expertos consideran que este ejercicio es como elaborar un "mapa del cuerpo".

Es recomendable que se practique por turnos, es decir, que en cada momento un miembro de la pareja esté concentrado exclusivamente en uno de los dos aspectos: ofrecer placer o recibirlo, suspendiendo momentáneamente el interés en el otro aspecto. La persona que recibe el placer no debe tener ninguna reserva al dar instrucciones (verbales o gestuales) para potenciarlo.

De este modo, cuando la libido es menor de lo habitual cobran importancia los aspectos más sensuales de la pareja, sin que ello implique siempre el contacto genital.

El sistema nervioso de una persona afectada de EM está preparado para responder a estímulos sexuales, pero es importante tener en cuenta que, en esta fase, no debe existir ninguna presión para llegar al coito.

De hecho, puede darse una respuesta placentera incluso cuando no hay un fuerte deseo sexual. El papel de la pareja es, por lo tanto, fundamental, ya que deberá tomar la iniciativa en varias ocasiones.

A continuación, ofrecemos algunas directrices para mejorar la vida sexual de las personas con EM:

  • Practicar el contacto físico varias veces a la semana.
  • Evitar el contacto genital durante la primera semana para reducir la presión.
  • Dedicar el ejercicio a la estimulación y comunicación de placeres sensuales, sin esforzarse ni obsesionarse por llegar al orgasmo.
  • Para las mujeres, se recomienda el ejercicio de Kegel de suelo pélvico, ya que potencia la respuesta sexual femenina. Se trata de comprimir y aflojar alternativamente y de forma repetida el músculo que inicia y detiene el flujo urinario, unas veinte veces al día.

 

Fuente de información:

Relationships and intimacy. Multiple Sclerosis International Federation (MSIF), 2013 [acceso: 11 de abril de 2013]. Disponible en: https://www.msif.org/living-with-ms/relationships-and-intimacy/

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información