Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Trabajar

¿Debo seguir trabajando si me acaban de diagnosticar?

 

National MS Society - 06/03/2014     Comentar
trabajo, diagnóstico, esclerosis múltiple

En la actualidad, existen fármacos, nuevos tratamientos y una importante sensibilidad social con los afectados por la enfermedad. Todo ello hace que abandonar el empleo no sea siempre la primera opción. La clave está en el propio paciente. Nadie conoce mejor que el paciente los síntomas de la enfermedad y cómo puede manejar las crisis. Esto debería darle los elementos para tomar una decisión. Lo más importante es que, si ese es su deseo, siga trabajando.

En la mayoría de casos, el diagnóstico de la esclerosis múltiple se da cuando el paciente sufre una crisis importante de síntomas. Por ello, es muy normal que esto suceda durante una baja laboral, o que esta se solicite poco después de que el médico haya diagnosticado la enfermedad.

Las asociaciones de afectados por la esclerosis múltiple aconsejan que, antes de tomar una decisión definitiva, se espere un tiempo. Cada persona es la mayor especialista en sus síntomas y entenderá mejor que nadie cómo gestionar las crisis cuando se produzcan. Pero para ello es necesario que se pase un breve periodo de aprendizaje.

Es recomendable que no se tome ninguna decisión con precipitación. Es importante recordar que si se abandona de forma definitiva el puesto de trabajo y después se quiere trabajar, conseguir un empleo nuevo resulta más difícil. Además, en algún caso, el desempleo puede provocar aún más estrés.

El trabajo productivo puede ser una actividad que satisfaga al paciente, siempre que los síntomas se lo permitan. Si se está trabajando cuando tiene lugar el diagnóstico, es importante informarse de qué política sigue la empresa en casos como este. Si se dispone de un seguro de salud, es importante conocer qué beneficios aporta. En general, los fármacos y los tratamientos que se conocen hoy en día pueden ayudar a la persona con EM a llevar una vida laboral lo más normalizada posible.

La mayoría de asociaciones recomiendan que el problema se comente con los superiores, y se les explique con claridad cuáles son las posibles limitaciones que se podrían tener en el trabajo. Hay que tener en cuenta que no se está obligado a comunicar el diagnóstico específico, salvo que el mismo paciente desee hacerlo. En este caso esa información pasa a ser confidencial, protegida por la Ley de Protección de Datos Personales.

Algunas de las facilidades que pueden ofrecer a las personas con EM en su puesto de trabajo son mayor facilidad para el aparcamiento (si necesita desplazarse en un coche adaptado), un horario más flexible y adaptado, herramientas ergonómicas o unos periodos de descanso que se adapten a sus necesidades.

 

Fuente de información:

¿Debo trabajar? Información para empleados que tienen EM. Cuestiones de trabajo. Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple. 2010 [acceso 21 de noviembre de 2012]. Disponible en: http://www.nationalmssociety.org/NationalMSSociety/media/MSNationalFiles/Brochures/Brochure-Debo-Trabajar-Informacion-Para-Empleados.pdf

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información