Idioma:CA ES

Viajes y ocio

Escuchar música para la espasticidad de la esclerosis múltiple

 

07/09/2021     Comentar
Escuchar música, una terapia para la espasticidad de la esclerosis múltiple

Escuchar música puede ser una herramienta eficaz y agradable para conseguir la relajación de los músculos y reducir los efectos de la espasticidad en la esclerosis múltiple.

Un síntoma frecuente en personas con esclerosis múltiple es la hipertonía muscular, también conocida como espasticidad. Esta alteración de la musculatura puede provocar dificultades en el movimiento, dolor y complicar la realización de actividades cotidianas, lo que puede disminuir la calidad de vida.

El tratamiento de estos problemas se centra en dos ámbitos:

  • Farmacológico: mediante medicaciones orales o infiltraciones de toxina botulínica, una neurotoxina que ayuda a debilitar los músculos y evitar que se contraigan en exceso.
  • No farmacológico: se trata de técnicas neurorrehabilitadoras como son los estiramientos musculares, posturas inhibitorias (para evitar los reflejos involuntarios que causa la espasticidad), crioterapia o terapia de frío (aplicar frío intenso sobre los músculos), etc...

La espasticidad es una alteración de la musculatura que puede provocar dificultades en el movimiento, dolor y complicar la realización de actividades cotidianas.

Terapias musicales para la espasticidad

Las intervenciones musicales están ganando popularidad en los programas de rehabilitación y pueden ayudar a la relajación muscular, tanto percibida como fisiológica, en personas con condiciones neurológicas.

La música es una intervención agradable que tiene el beneficio secundario de provocar respuestas emocionales. Escuchar música activa áreas cerebrales relacionadas con los sistemas neuronales de las emociones, lo que hace de la música una intervención que puede ser gratificante, motivadora y al mismo tiempo útil para regular las emociones, la excitación y las funciones cognitivas.

Por lo tanto, las intervenciones musicales podrían ser una opción de tratamiento agradable para lograr la relajación de los músculos. Se pueden categorizar en dos tipos:

  • Pasivas, como escuchar música, que resultan más fáciles de realizar.
  • Activas, como tocar un instrumento o tener una actitud activa durante la terapia, que son más complejas debido a que hay una activación muscular.

Varios investigadores han analizado estudios relacionados con escuchar música, concluyendo que es una herramienta eficaz para disminuir la tensión muscular en personas con espasticidad. Encontraron datos que indicaban que tanto la música de Mozart como la música relajante en general reducían la espasticidad muscular tras 8 semanas y que, a partir de la tercera semana, aparecía cierta relajación en los flexores de tobillo y en los músculos de la cadera. Además, observaron que las preferencias musicales parecen jugar un papel importante. Por lo tanto, los investigadores recomendaron utilizar la música preferida de la persona al seleccionar las canciones.

En conclusión, escuchar y procesar música requiere varias áreas del cerebro relacionadas con el tono muscular. Una forma sencilla y sin efectos negativos para reducir la espasticidad podría ser escuchar música que resulte agradable, de forma regular.

 

Autora: Noemí Martínez Lerín. Fisioterapeuta. Num Col. 3673.

 

Referencias

VanCriekingeT, D'AoûtK, O'BrienJ, CoutinhoE. 2019. Effect of music listening on hypertonia in neurologically impaired patients-systematic review. http: //doi.org/10.7717/peerj.8228 

SihvonenAJ, SarkamoT, LeoV, TervaniemiM, AltenmullerE, SoinilaS. 2017. Music based Interventions in Neurological rehabilitation. Lancet Neurology 16 (8): 648-660 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28663005/

  • Valora este contenido: 

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información