Idioma:CA ES

Yo también tengo la EM

Laura Verdugo “Las limitaciones te las pones tú en base a las creencias que hayas ido adquiriendo y a las etiquetas que te dejes colgar”

 

20/04/2021     Comentar
Laura Verdugo entrevista esclerosis múltiple

Es de Valladolid y tiene 36 años. Tras 10 años hablando muy poco de su enfermedad, hoy se dedica profesionalmente al acompañamiento de personas con EM a través del coaching, la inteligencia emocional y la programación neurolingüística. Ha cambiado las siglas de EM (esclerosis múltiple) por Estoy Mejor.

- ¿Cuándo te diagnosticaron?

En septiembre del 2010 y durante 10 años prácticamente no he hablado con nadie sobre la esclerosis múltiple, solo cuando me ha dado un brote o he visto que he empeorado.

Me he dado cuenta de que esto ha sido así porque una parte de mí pensaba que si mostraba mi vulnerabilidad dejaba de ser valiente, y he aprendido que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Nos pasa a muchas personas con esta enfermedad y esto me ha llevado a que a veces me he sentido muy sola e incomprendida por voluntad propia.

- ¿Qué síntomas tenías?

Antes de que me diagnosticaran la EM, a veces se me dormía el labio o tenía un tic en el ojo, pero realmente fui al médico porque se me durmieron las dos manos y yo era camarera. Solo podía sostener la bandeja si la miraba.

Un día estaba de fiesta con unos amigos tomando unos cubatas. Me pedí el primero y se me cayó; me pedí el segundo y también, y el tercero… Todos me decían “vaya pedo que llevas” y yo estaba indignada. No estaba pedo, estaba avergonzada y asustada porque no tenía control sobre mi cuerpo y sabía que me estaba pasando algo que no era normal.

Una parte de mí pensaba que si mostraba mi vulnerabilidad dejaba de ser valiente, y he aprendido que no tiene nada que ver una cosa con la otra.

- ¿Cuántos años tenías cuando te diagnosticaron?

Tenía 26 años, era feliz, no me faltaba el dinero porque empecé a trabajar muy joven, iba y venía y me creía invencible. Yo pensaba que me iba a comer el mundo y al final comprobé que el mundo se me comió a mí. Con el diagnóstico de una enfermedad como la esclerosis múltiple la vida cambia, aunque en un principio creas que no, la perspectiva de la vida se modifica.

- ¿Y qué hiciste?

Cuando te diagnostican tienes que seguir tu vida; no estás bien y no hay nada que lo pueda cambiar. Yo viví durante 10 años con brotes, con mucho estrés, trabajando muchísimo, con fatiga… y lo peor de todo, sin escucharme a mí misma. Durante este tiempo ya había cambiado aspectos de mí misma, pero aun así, había cosas que no iban como tenían que ir.

En 2019 sentí la necesidad de buscar algo más, y ese algo empezó por escucharme a mí misma por dentro, qué quería, qué creencias se habían instalado en mi vida haciendo que me limitara, así que empecé a buscar.

- ¿Dónde?

Entré en un grupo de crecimiento personal (“el camino del corazón”) y desde ahí, entendiendo que necesitaba hacer cambios para estar mejor, decidí matricularme en un máster de Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística en Madrid. Yo soy de Valladolid. Esto supuso tener que ir a Madrid, coger el coche, romper muchas barreras que tenía en mi cabeza. Pensaba que iba a ser incapaz, pero me puse un objetivo y esas barreras fueron cayendo.

Una vez comencé el máster, me di cuenta de que me estaba planteando cosas que no me había planteado nunca en la vida. La salida es hacia dentro, no hacia fuera. No puedes cambiar el mundo entero para que tú estés bien, es justo al revés.

- ¿Cómo decidiste especializarte en EM?

Cuando me tocó hacer el proyecto, sentí que tenía que ir dirigido a personas con esclerosis múltiple. Yo he logrado hacer algo que me ha liberado en muchos aspectos, y pensé “yo no soy más lista que los demás, ellos también podrían cambiar ciertos aspectos que les están limitando y así tener una vida mejor”. Fue así como surgió la idea de especializarme en EM.

Cuando vives con una enfermedad así, vives de manera permanente con coronavirus. La incertidumbre está desde que te levantas por la mañana. Si te sabes gestionar bien emocionalmente, si sabes apartar los pensamientos negativos en bucle, si sabes cómo comunicarte eficazmente... La visión de la vida te cambia radicalmente. Muchas veces nos quedamos con “es que no puedo hacer nada más”, “es que madre mía, qué miedo, no me van a coger en ningún trabajo”, “me va a dejar mi pareja”... Creencias que nos limitan de manera continuada. Eso se puede cambiar, tu mente puede cambiar si estás dispuesto a entrenarla cada día.

Si te sabes gestionar bien emocionalmente, si sabes apartar los pensamientos negativos en bucle, si sabes cómo comunicarte eficazmente... La visión de la vida te cambia radicalmente.

- ¿Y entonces?

Sí, tenemos una enfermedad. Sí, lo tenemos más complicado, pero las limitaciones te las pones tú en base a las creencias que tengas y en base a las etiquetas que te dejes colgar. Durante muchos años, yo he sido la EM, y encima sin querer decírselo a nadie. Yo era la EM y ahora ya no lo soy. Yo soy yo. Yo tengo un hijo pequeño, yo tengo un marido, yo soy coach, yo tengo mis amigos, yo tengo mi deporte, yo tengo una enfermedad… La EM es una parte de mi vida, no es toda mi vida.

- ¿Qué ofreces a la gente desde el coaching?

Es un acompañamiento personalizado, un espacio de no juicio, en el que la persona tiene que responder a grandes interrogantes. Pocas veces nos hacemos preguntas a nosotros mismos. El coaching es una metodología en la cual, te planteas un objetivo realista y a través de las preguntas, la escucha activa, las dinámicas… te creas un plan de acción, gracias al cual vas consiguiendo metas pequeñas que te van acercando a tu objetivo principal.

Pocas veces nos paramos a pensar “esto sí”, “esto no”, el por qué de las decisiones que tomamos o, mejor aún, el para qué. Cuando somos capaces de responder a esas preguntas sin miedo, verbalizándolo en alto, descubres cosas de ti, cosas importantes que te llevarán a plantearte la vida de otra manera. El auto conocimiento, la auto motivación, la auto responsabilidad…son los primeros pasos para poder llegar a ser la versión más feliz de ti mismo.

Es importante que cada uno sea coherente con lo que dice, con lo que hace, con lo que piensa y con lo que siente, pero ¿cuánta gente es capaz de conseguir esa coherencia? ¿Cuánta gente deja de hacer cosas por miedo? Gracias a mi metodología las personas consiguen vivir en mayúsculas, dándose cuenta de cuáles son los cambios que tienen que hacer para poder tener una buena vida.

Pocas veces nos paramos a pensar “esto sí”, “esto no”, el por qué de las decisiones que tomamos o, mejor aún, el para qué. 

- ¿Cómo haces el cambio de chip con la enfermedad?

Fue cuando comprendí que todo lo que había experimentado tenía que ponerlo al servicio de las personas con esclerosis múltiple y que me daba igual lo que pensaran de mí los demás si pudiera ayudar solamente a una persona.

- ¿Qué has aprendido?

Durante mis años de inconsciencia he bebido, he fumado aun sabiendo que era perjudicial para mí... Creo que de alguna manera lo hacía para seguir siendo igual que los demás. Menuda estupidez. Ahora valoro mucho más lo que soy, me genero mucha más autoestima cuidándome, queriéndome más, respetando mi cuerpo y mi mente. Es una pieza de dominó, cuando empiezas con una, las demás van detrás.

- ¿Y has podido ayudar a otras personas?

Sí, porque me dedico a acompañar a personas con esclerosis múltiple y estoy teniendo la oportunidad de poder trabajar con ellas. Yo también estoy aprendiendo mucho. Es brutal ver cómo las personas pueden sacar sus recursos y habilidades innatas para salir adelante.

- ¿Haces coaching solo con EM o con otras enfermedades?

Me centro sobre todo en la esclerosis múltiple, porque es una cosa que yo tengo y que muchos de los demás no tienen. Cuando me dicen que tienen fatiga entiendo qué tienen y cuando me dicen que tienen miedo a perder su trabajo entiendo por qué tienen ese miedo, cuando me dicen que tienen miedo a hablar también lo entiendo porque yo lo he vivido. Entiendo lo que les pasa, ya que muchos de sus miedos han sido mis miedos, al igual que sus síntomas.

Hago una primera sesión gratuita de exploración para que comprendan la metodología que se llevará a cabo. En esta sesión previa también valoro si puedo o no puedo trabajar con los clientes, y si necesitan otro tipo de apoyo como puede ser un psicólogo. También me he dado cuenta de que los acompañantes o familiares de las personas con EM tienen muchas dudas, problemas de comunicación…y es por ello que también trabajo con ellos.

Ahora valoro mucho más lo que soy, me genero mucha más autoestima cuidándome, queriéndome más, respetado mi cuerpo y mi mente. 

- Has escrito un libro.

Este año he escrito “Estoy Mejor”, en él cuento como fue el proceso de mi diagnóstico de esclerosis múltiple. En el libro doy voz a mi hermana ya que me di cuenta de la importancia de los familiares, ellos también tienen mucho que decir y también lo pasan mal, sobre todo en el diagnóstico. Al final los acompañantes también tienen que hacer una aceptación de esa nueva realidad.

Yo estoy bien físicamente, aunque tengo mis brotes, y me he acostumbrado a vivir así, pero el principio fue muy duro. El libro se puede descargar gratuitamente y con él pretendo que poco a poco la gente vaya incorporando sus historias. En un futuro próximo espero que se pueda publicar y que el dinero que se consiga sea para la investigación de la esclerosis múltiple.

- Has cambiado EM por Estoy Mejor.

Sí, cambié las siglas de Esclerosis Múltiple y lo empecé a llamar Estoy Mejor, si simplemente cambias el sistema de pensamiento con el lenguaje, cambia la manera de interpretar esas palabras y ya no hacen daño.

Puedes descargar el libro de Laura Verdugo en este enlace y seguirla en Instagram.  

5 comentarios

  1. Verónica Pittet, 1 semana
    Felicidades Laura por tan buena entrevista!!Gracias por compartirla conmigo.Un abrazo con todo mi cariño.
    Para mi EM(Experiencias Multiplicadas)????????
  2. Mariano Sancho, 1 semana
    Enhorabuena Laura, me alegro de tu magnifico cambio a mejor, gracias por hacerlo público. un muy cordial saludo.
  3. Sarahi, 6 días
    Es Hermoso Identificar que pese al dolor se puede Ser Más Grande De Lo que Ya Se Es.
    GRACIAS ????
  4. María Pinar Merino, 6 días
    Bravo Laura. Enhorabuena por tu procesó personal y gracias por compartir tu experiencia para ayudar a tanta gente. Buen Camino!!!!
  5. Rosana, 6 días
    Me gusta tu historia yo tengo. EM me gustaría ver tu libro gracias

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información