Observatorio Esclerosis Múltiple

Idioma:CA ES

Yo también tengo la EM

Minu Rovirosa: 'Con la EM se puede hacer vida normal y, a la vez, alcanzar metas singulares'

 

La Vanguardia - 01/02/2013     Comentar

Con 30 años, Minu Rovirosa fue diagnosticado de esclerosis múltiple. A los 46, el sabadellense ha completado doce maratones en un año. Esta carrera deportiva y vital se debe a una buena causa: a través del proyecto Mi Grano de Arena, ha logrado recaudar fondos para la Fundació Esclerosis Múltiple. Rovirosa cuenta su experiencia en un video de La Vanguardia.

Antes de recibir el diagnóstico definitivo, Minu Rovirosa pasó un año oscuro. Los síntomas de la enfermedad le afectaron laboralmente, ya que no podía conducir, y su visión no era buena. Sin embargo, esta situación le sirvió para apreciar otros aspectos de la vida y, gradualmente, se fue recuperando. "Soy optimista de carácter, aunque la esclerosis múltiple, me ha ayudado a serlo más", asegura. Según Minu, a pesar de la enfermedad ha podido hacer vida normal e incluso marcarse retos: "he logrado metas a las que pensaba que nunca llegaría, incluso antes del diagnóstico".

Uno de estos retos ha sido el de correr doce maratones en un año.

Se inició en el mundo del running gracias a su cuñado, y se aficionó hasta tal punto que en 2012 recorrió más de 3.000 kilómetros. Lanzarote, Sevilla, Madrid o el Maratón de los Monegros, de 48 kilómetros, han sido algunas de las paradas en la carrera de fondo de Minu Rovirosa.

Todo este esfuerzo, difundido a través de la web Mi Grano de Arena, se ha traducido en una recaudación de 1.780 euros para la Fundació Esclerosis Múltiple: "es una pequeña ayuda para las fundaciones, que creo que hoy hace falta con tanta crisis y recortes".

"A veces pienso: ¿por qué lo hago? Pero es después, cuando llegas a la meta, la satisfacción es mayor que el sufrimiento, y lo acabas valorando más", reflexiona Minu Rovirosa, "soy consciente de que cuando mi cuerpo necesite parar, frenaré". En un futuro le gustaría participar en la maratón de Chicago o en la de Londres, aunque este 2013 se lo va a tomar con tranquilidad, acabando las carreras con su hijo Marc, de 10 años: "mi familia siempre me apoyado, y a todos ellos les estoy muy agradecido".

"No soy un superhombre ni mucho menos, soy una persona de lo más normal. Pero me gustaría animar a toda la gente que pueda a que practique deporte y corra. Aunque se sufra, es algo que se agradece mucho", es el mensaje cargado de optimismo de Minu Rovirosa.

Fuente de información
Sancho, J. Minu Rovirosa: "La esclerosis múltiple me ha ayudado a ser más optimista". La Vanguardia, 25 de enero de 2013 [acceso: 6 de febrero de 2013]. Disponible en: www.lavanguardia.com

0 comentarios

Acepto la política de privacidad del Observatorio y cedo mis datos personales para recibir más información